En Londres, donde hubo un altar ahora hay un bar

La gente dice que no hay que juzgar por las apariencias. Estas palabras se podrían aplicar a una iglesia del norte de Londres, donde una vez hubo un altar y ahora hay un bar.

Las máquinas y las mesas ahora ocupan el lugar de los bancos. Construida en 1902, esta iglesia presbiteriana fue convertida en Pub en 1996.

Muchos clientes aprecian el techo arqueado y los pilares originales de la iglesia, y no creen que desentone con los valores morales.

Ninguna de las 16 mil iglesias anglicanas de Inglaterra recibe fondos estatales. Funcionan únicamente con donaciones de los miembros de la congregación. Como el número de asistentes de la iglesia está a la baja, también lo están los fondos.

Normalmente, es el alto costo de mantenimiento y de reparación lo que obliga a la Iglesia a deshacerse de propiedades cada año.

Pero el procedimiento es largo y se aplican estrictas reglas para la renovación de los edificios.