Fotógrafo de AFP revela primeras imágenes del Everest tras avalancha

#galería​Sherpas temen que muchas más personas hayan muerto en la montaña.

Los primeros sobrevivientes de una avalancha provocada por el terremoto de este sábado en Nepal llegaron por vía aérea el domingo a Katmandú. Las primeras imágenes del suceso fueron mostradas por un fotógrafo de la agencia AFP.

Roberto Schmidt se encontraba en el campamento base cuando ocurrió el terremoto. Desde ese momento captó parte de la avalancha y las posteriores operaciones de búsqueda y rescate.


Este domingo 22 de los heridos más graves fueron trasladados en helicóptero a la localidad de Pheriche, el centro médico más próximo, pero el mal tiempo y las comunicaciones estaban obstaculizando la salida de más helicópteros, dijo Ang Tshering, de la Asociación de Montañistas de Nepal.

Más tarde, un avión que trasladaba 15 heridos llegó a la capital desde Lukla, donde está el aeropuerto más cercano al Everest. Las autoridades se negaron a ofrecer detalles sobre su estado, pero la mayoría parecía tener fracturas de huesos y otras lesiones tratables.

Entre los evacuados había 12 sherpas. También había un chino, un surcoreano y un japonés.

Los sherpas que sobrevivieron dijeron que temen que muchas más personas hayan perecido en el Everest. Un reporte del diario español El País, daba cuenta de un total de 22 fallecidos en el lugar.

La avalancha se originó en el Monte Kumori, de 7.000 metros (22.966 pies) de altura, ubicado a unos kilómetros del Everest y que ganó fuerza a medida que se dirigía al campamento base donde expediciones de escaladores se han estado preparando para intentar llegar a la cumbre de la montaña.

Numerosos montañistas pueden haber quedado aislados en rutas hacia la cima de la montaña más alta del mundo.

Bhim Bahadur Khatri, de 35 años y otro sobreviviente trasladado a Katmandú, dijo que estaba cocinando cuando ocurrió el terremoto.

"Todos salimos corriendo afuera y entonces nos cayó encima una montaña de nieve", dijo en una breve entrevista en el aeropuerto antes de ser llevado a un hospital cercano.

"Logré salir de lo que fácilmente hubiera podido ser mi tumba. Me moví con fuerza y usé las manos para sacar la nieve. Me estaba sofocando, pero sabía que tenía que sobrevivir".

Cuando finalmente salió de entre la nieve y se detuvo a respirar, se vio rodeado por la devastación. Parte de la aldea del campamento base había desaparecido.