En multitudinaria misa en Ecatepec, México, Francisco llama a vencer tentaciones de la riqueza, vanidad y el orgullo

mensajePontífice recorrió cerca de 8 kilómetros, en los cuales la gente se apostó a la orilla de la carretera.

Ante una multitud apostada en el Centro de Estudios de Ecatepec, con capacidad para 300 mil personas, el papa Francisco hizo un llamado este domingo a vencer los tres principales tentaciones de los cristianos: la riqueza, la vanidad y el orgullo.

El Pontífice dijo que en tiempo de Cuaresma es importante hacer un llamado a vencer y a desenmascarar estas tres grandes tentaciones.

Sobre la riqueza, dijo que se debe vencer aquella que nos lleva al deseo de adueñarnos de los bienes que han sido dados a otros y usarlos para mí con base en el sudor de otro. "Esa riqueza es consagrada con dolor, amargura y sufrimiento", dijo.

Respecto a la vanidad y el orgullo señaló lo inadecuado de ponerse "en plan de superioridad".

El pontífice mencionó que estas tres tentaciones buscan degradar y destruir el mensaje del Evangelio y por eso "vale la pena que nos preguntemos hasta dónde somos conscientes de estas tentaciones".

"Hasta dónde nos hemos habituado a un estilo de vida que pinta que en la riqueza, la vanidad y el orgullo esta la fuerza de la vida", se preguntó el sumo sacerdote.

Francisco recorrió en su papamóvil las principales calles de Ecatepec en donde fue recibido con gritos de la multitud: "Te queremos papa, te queremos", "Se ve, se siente, el papa está presente". Francisco, hermano, ya es mexicano".

En las calles se formó una hilera doble en ambos carriles de la vía, de cerca de 8 kilómetros. Esta es la segunda misa que oficia, en su gira de cinco días por México.