En pacientes con obesidad, riesgo de diabetes tipo 2 disminuye con cirugías para perder peso

#PuraVidaLos expertos analizaron 5.000 pacientes para determinar los impactos en la salud de este tipo de cirugías

Las cirugías para perder peso o bariátricas reducen las posibilidades de sufrir diabetes tipo 2, así lo concluye un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Británico.

La revista médica The Lancet publicó la investigación, cuyos resultados muestran una reducción de la incidencia de diabetes en aquellos pacientes operados y sin problemas de azúcar.

cirujana general, susana Jiménez

La cirujana, Susana Jiménez, explicó que este tipo cirugías son muy beneficiosas para prevenir enfermedades crónicas gracias a la pérdida de peso.

Al respecto, el endocrinólogo José Guillermo Jiménez agregó que estas operaciones son muy útiles para controlar la glicemia; pero no curan la diabetes.

En muchos casos, los pacientes continúan con pastillas e insulina, eso sí, con dosis más bajas.

Las cirugías bariátricas

Estas son operaciones que buscan la pérdida de peso mediante cambios en el tamaño del estómago para reducir la ingesta de alimentos. Ambas cirugías son complejas e indicadas solo para pacientes con obesidad mórbida o grave. Las más populares en Costa Rica son el bypass gástrico y la manga.

El bypass gástrico consiste en dos pasos: primero se construye un estómago más pequeño y luego se cambia de lugar el intestino para reducir la absorción de alimentos. Por su parte, la manga gástrica reduce el estómago en un 80 por ciento mediante el uso de grapas.

Compromisos con la salud

Jiménez añadió que la obesidad está relacionada a las enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, entre otras. Es por ello que con la pérdida de peso muchas personas mejoran su salud drásticamente.

Sin embargo, la experta aseguró que la cirugía es solo la primera parte de un proceso que implica cambios para toda la vida.

cirujana general, susana jiménez

Datos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) afirman que un 10,8 por ciento de la población -alrededor de 450.000 personas- sufre de diabetes tipo 2.