En República del Congo, robots se encargan de controlar el tráfico

Dos robots gigantes que funcionan con energía solar y que están ubicados en dos de los puntos más conflictivos de la capital del Congo, están logrando un resultado sorpresivo. Estos androides se colocaron en sustitución de policías, quienes no estaban logrando ordenar el caos vial.

Equipados con cámaras, los robots envían la información a un centro de control donde se analizan los flujos y se toman medidas para agilizar el movimiento de los vehículos. Los robots también "hacen" reportes de conductores que irrespeten la señalización.