En solo cinco meses decomiso de cigarrillos en Costa Rica superó lo incautado en 2012 y 2013

La cantidad de cigarrillos decomisados por la Policía Fiscal en los primeros cinco meses del año superan lo confiscado en los años 2012 y 2013 juntos.

Datos del Ministerio de Hacienda revelan que entre enero y mayo de 2014 el contrabando de cigarrillos en Costa Rica -es decir la importación ilegal- alcanzó 26,2 millones de cigarrillos, dos millones de unidades por encima de lo incautado en los dos años anteriores.

La cifra es exorbitante si se compara con la de hace cinco años, cuando se registraron apenas 12.670 unidades decomisadas.

Para el viceministro de Ingresos del Ministerio de Hacienda, Fernando Rodríguez, la cifra es preocupante porque refleja que se "está desarrollando una mafia organizada alrededor de ese tema".

Rodríguez dijo que en agosto empezarán un trabajo especial, pero prefirió no revelar en qué consiste por seguridad.

viceministro de ingresos, fernando rodríguez

El aumento en el costo de los cigarrillos genera un incentivo para que incremente el contrabando, manifestó el funcionario. En nuestro país, el impuesto establecido por ley a los cigarrillos, purito, cigarro o puro de tabaco y sus derivados es de ¢20 por unidad. Este monto debe ser actualizado anualmente por el Ministerio de Hacienda. Actualmente el impuesto unitario asciende a ¢21.88.

A eso se le suma que hay mayor control de la Policía de Control Fiscal y de la Fuerza Pública, declaró el viceministro.

Los cigarrillos representan el 94 por ciento de los decomisos de mercancías, que son destruidas por la Dirección de Aduanas.

El tráfico de cigarrillos es un negocio multimillonario y es la droga legal que más se contrabandea en el mundo. Estimaciones de la Organización Mundial de Aduanas señalan que el comercio ilícito de cigarrillos representa, aproximadamente, el 10,7% de las ventas mundiales, o sea 600 mil millones de cigarrillos anuales.

Colaboró la periodista Alejandra Fernández