No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Allanamientos sobre caso del cemento son más relevantes que detenciones, explica analista

​Juan Carlos Bolaños y el Gerente suspendido del BCR fueron detenidos este viernes en la mañana 

Las detenciones este viernes en la mañana del empresario de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, y el gerente suspendido del Banco de Cota Rica (BCR), Mario Barrenechea llaman la atención y acaparan los focos de la opinión pública, pero lo más importante de estos hechos en sí es el allanamiento y la información que pueda encontrar los miembros del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), y no tanto las capturas, comentó el abogado penalista Ewald Acuña en el programa Nuestra Voz.

Además, el hecho de que Barrenechea esté implicado significa que la investigación va dirigida hacia el préstamo bancario otorgado a la empresa Sinocem Costa Rica y que debe existir algún indicio de delito.

"Yo no haría el énfasis en la detención de las personas, sino en los allanamientos. Como parte normal de las investigaciones y en la estructura que la señora fiscal (Emilia Navas) había presentado me parece que lo que está ocurriendo son allanamientos, ingresos a las oficinas, a las casas de habitación y otros establecimientos de Juan Carlos Bolaños, está la policia judicial recogiendo elementos probatorios, es decir, buscando documentación, registros informáticos, elementos de respaldo de las líneas de investigación que está desplegando la Fiscalía General", explicó el especialista.

El operativo por el momento ha incluido el allanamiento en las casas del empresario de cemento chino en Atenas y en Escazú, así como las oficinas de JCB y la casa de Barrenechea, en la urbanización Valle del Sol, en Santa Ana. También se allanan las oficinas del Banco de Costa Rica en San José.

Las detenciones se hacen siempre temprano, según comentó Acuña, porque no se sabe la cantidad de material que se puede encontrar y cuánto se puede llegar a tardar. En los allanamientos la persona detenida tiene derecho a estar presente.

"Asumo que en el transcurso del día la Fiscalía informará cual es el resultado de estos allanamientos y si la persona o personas quedan detenidas y ya les imputa formalmente de algún cargo", dijo. Aunque esa información será cuidadosamente dada a los medios de comunicación y público para no estorbar en el curso de la investigación.

En este caso el delito que se investiga está lejos de ser la búsqueda de tráfico de influencias, que actualmente no existe un antecedente en Costa Rica porque la legislación es reciente. Según Acuña los escenarios podrían más apuntar a un peculado por la sustracción de bienes de fondos públicos o por un delito de estafa para engañar a miembros de un banco para utilizar dinero en un determinado fin y que se utilice en otro.

Siguientes pasos

Luego de estas detenciones en menos de 24 horas las personas deberán ser informadas sobre qué hechos son los que se le están investigando y cuál es la prueba que existe.

"A partir de ahí si la Fiscalía considera si es necesario solicitar medidas cautelares, es decir, medidas que permitan proteger el proceso, como evitar que haya riesgo de fuga, riesgo de obstrucción o riesgo de que se reitere el acto delictivo; en ese contexto solicitará las medidas cautelares ante un juez penal, quien finalmente decide cuáles son las medidas que se van a imponer", comentó Acuña.

Ya la investigación como tal puede durar algunos meses. "En lo que se analice la información secuestrada, la prueba que aporten las personas denunciadas, y será prueba de caracteres contables que requerirá de peritajes por parte de la sección de delitos financieros del OIJ", añadió.

Mientras tanto, un juez también podría suspender de manera legal a Barrenechea y hasta prohibirle acercarse al Banco de Costa Rica.

Para Acuña las acciones del Ministerio Público son como parte de la presión que existe de la opinión pública, pero que también muestran que la nueva Fiscalía se maneja de forma más eficiente que la anterior, que era comandada por Jorge Chavarría.