Erupciones y lluvias complican rescate de víctimas de volcán en Guatemala

Trágico​110 personas muertas y 197 desaparecidas es el saldo de la actividad del Volcán del Fuego

Las autoridades guatemaltecas suspendieron los rescates en San Miguel Los Lotes después de que el Volcán del Fuego intensificara su actividad e intensas lluvias provocaran fuertes corrimientos de tierra, aunque no frenan a los vecinos en su intento de hallar a sus desaparecidos.

Fuertes aguaceros provocaron la tarde del lunes un nuevo deslave cerca de la "zona cero", arrastrando material volcánico y rocas que anegaron parte de la carretera que atraviesa el lugar, lo que impide que brigadas de socorristas regresen al sitio de la tragedia.

Un reducido grupo de vecinos se adentraba en el área devastada, a pesar de las constantes advertencias, con la intención de seguir cavando en su intento de hallar rastros de algún familiar de esta tragedia, en la que ya han muerto 110 personas y 197 continúan desaparecidas, nueve días después de que San Miguel Los Lotes quedara sepultado por el material expulsado por el volcán.

"Se verifican las condiciones después del descenso de lahares y si es posible, la búsqueda en el sector" por socorristas, dijo a periodistas David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres Conred), a cargo de la protección civil.

El instituto estatal encargado de controlar la actividad del volcán (INSIVUMEH) emitió un informe este martes en el que informa de "descenso de flujos piroclásticos" desde una "cortina de ceniza" de hasta 6.000 metros de altura.

El ente científico advirtió asimismo que la intensa actividad volcánica se puede alargar en la próximas horas y días, por lo que recomienda a la Conred "tomar las precauciones necesarias y establecer el nivel de alerta que considere necesario".

El organismo de protección civil enfrenta duras críticas por no haber ordenado abandonar sus casas a los vecinos de la zona, según la versión de algunos sobrevivientes. La fiscalía informó que abrió una investigación penal para determinar si hubo negligencia en la gestión de la tragedia.