2.560 horas de trabajo voluntario dieron un nuevo rostro a escuela de Sagrada Familia

#BuenasNoticias​Mejoras en techos y paredes beneficiaron a 745 estudiantes del centro educativo Carolina Dent

La escuela Carolina Dent Alvarado, en Sagrada Familia, recibió una donación de 2.560 horas de trabajo que estuvieron dedicadas al arreglo de infraestructura.

Este aporte brindado por 320 colaboradores de la empresa Nissan, y su distribuidor en el país, Grupo DANISSA, se ve reflejado desde este martes en las paredes y los techos del centro educativo al que acuden unos 745 estudiantes, la mayoría de ellos en condición de vulnerabilidad.

Las mejoras fueron aplicadas en cielorrasos, coberturas, aleros y ventanas de la infraestructura, en un periodo de tres semanas, que comenzaron a correr el 3 de julio.

El edificio también recibió 2.457 litros de pintura en 22 aulas.

La inversión total tiene un valor de ¢20 millones, según el grupo empresarial.

Los arreglos a la escuela, que funciona de forma diurna y nocturna, buscan impactar de manera positiva a los alumnos al proveer mejores condiciones para el conocimiento, así como mediante la adaptación de las necesidades de un centro de estudios renovado, lo que podría propiciar una disminución en la deserción estudiantil.

“Para nuestros niños, encontrarse, después de vacaciones, con aulas pintadas, cielorrasos arreglados, cancha renovada, juegos de piso, entre otras cosas, fue toda una sorpresa, la cual recibieron con mucha alegría. Cabe destacar que, con este cambio, los niños ven en la institución un lugar acogedor en el cual desean permanecer, disminuyendo así los índices de deserción escolar”, destacó la miembro de la Junta de Educación de la escuela Carolina Dent, Isabel Fallas.

La edificación situada en Hatillo abrió sus puertas a la educación primaria a inicios de la década de los cincuenta, específicamente 64 años atrás, situación que motivó al Grupo DANISSA a elegirla como la sétima escuela en formar parte de su programa "Ayudando a la educación".

El proyecto forma parte de las políticas de responsabilidad social del Grupo y recibió el apoyo del Departamento de Mejoramiento del Hábitat Humano y de Regeneración Urbana de la Municipalidad de San José.

Hasta ahora, la iniciativa del grupo de inversión que administra además las compañías Audi, Avis y Saisa, ha beneficiado a las escuelas Rafael Francisco Osejo en las cercanías de La Sabana, Hatillo #2, República de Chile en Barrio Luján, República de Argentina en Barrio México y República de Nicaragua en Cristo Rey.

El total de estudiantes beneficiados es de 4.480 y se ha dado la participación 3.190 colaboradores.

Este martes la escuela fue entregada con las respectivas mejoras en un acto en el que participó el viceministro de Planificación Institucional y Coordinación Regional del Ministerio de Educación Publica, Miguel Ángel Gutiérrez, el alcalde de San José, Johnny Araya, el presidente de la Junta de Educación, Raúl Chavarría, el director del centro educativo Willy Fernández, los directores del Grupo DANISSA, Samuel Aizenman y Jacobo Aizenman, y la Directora del Programa de Responsabilidad Social Empresarial Ariana Aizenman.