No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Escultura Alas de México lucirá en Costa Rica

​Obra será colocada en el parque Morazán, San José, a partir de agosto

San José será la segunda ciudad latinoamericana que contará de forma definitiva con la famosa escultura "Alas de México", cuando sea instalada en el parque Morazán a partir del miércoles 1 de agosto próximo.

Las alas de bronce moldeadas por el escultor azteca Jorge Marín, serán colocadas en ese lugar para que los ciudadanos puedan ir a apreciarlas y si gustan hasta fotografiarse con la obra. En "Alas de México" su esencia es la ausencia del cuerpo y la presencia de la persona, el que le da forma.

Esta escultura ya ha recorrido miles de kilómetros y ha sido instalada de forma definitiva en ocho ciudades de cuatro continentes: DF México, Berlín (Alemania), Tel Aviv (Israel), Quebec (Canadá), Nagoya (Japón), Los Ángeles y San Antonio (EE.UU.) y Singapur.

En la Ciudad de México, esta figura está expuesta en la céntrica avenida Paseo de la Reforma.

Lea: Un gigante perdió su gato azul en San José.

Para 2018 tres países más tendrán la posibilidad de lucir las "Alas de México", uno de ellos es Costa Rica, además de España (Madrid) y Holanda (La Haya).

"La escultura llegará como donación conjunta de Jorge Marín y el gobierno de la Ciudad de México, con la idea de unir a las capitales y a sus poblaciones para fortalecer lazos por medio de la cultura", afirma el comunicado enviado por la Fundación Jorge Marín.

Jorge Marín, que usa el cuerpo como una constante en sus esculturas, es uno de los principales representantes del arte contemporáneo figurativo en México.

Lea: Edificios emblemáticos de San José ilustran nueva colección de vajillas.

La historia de esta escultura comenzó en 2010, cuando una muestra de 13 obras del escultor fue instalada en Paseo de la Reforma. Todas las obras fueron visitadas por miles de personas pero una de ellas, un gran par de alas de bronce, tuvo tal impacto sin igual.

En respuesta a tal movimiento, Jorge Marín decidió donarla a la capital mexicana.

Fotos cortesía Fundación Jorge Marín.