España restringe el derecho al aborto

El gobierno español aprobó una reforma restrictiva de la ley del aborto. De esa manera, elimina la actual legislación que permite la interrupción libre del embarazo en las primeras 14 semanas y hasta las 22 en caso de malformación del feto.

La reforma supone una vuelta a una legislación de supuestos autorizando el aborto cuando haya "para la vida o la salud física o psíquica de la mujer" o que el "embarazo sea consecuencia de un delito contra la libertad sexual", explicó el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

En el primer caso será necesario un "informe motivado emitido con anterioridad por dos médicos de la especialidad de la patología que genera el grave peligro para la vida o la salud de la mujer. Médicos que habrán que ser distintos de aquel que practica o dirige el aborto y que no trabajen en el mismo centro donde el aborto se debe producir".

Los dos supuestos estaban contemplados en la ley de 1985, que reformó la legislación actual aprobada en 2010 por el entonces gobierno socialista español.

La nueva ley ha sido criticada por algunas asociaciones feministas consideran que se trata de una vuelta a los años 80 cuando las mujeres españolas tenían que salir de España para abortar.