Española que murió con su bebé en accidente aéreo en Francia volvía de un funeral

duelo​Búsqueda de restos del avión se reanudó este miércoles

Una española que volvía con su bebé al Reino Unido tras asistir al funeral de su tío, está entre las víctimas del accidente del avión de Germanwings en los Alpes, indicó Londres este miércoles. La mujer fue identificada como Marina Brandés de 37 años, quien junto a su hijo Julián, de 7 meses, vivían en Manchester.

La mujer abordó el vuelo de Barcelona a Düsseldorf para tomar otro avión en la ciudad alemana que les llevaría a casa, explicó su marido, Pawel Pracz, en un comunicado difundido por el ministerio de Relaciones Exteriores británico. Los dos volvían del funeral de un tío.

"Llevábamos siete años viviendo en Manchester. Marina era una editora y colorista (de cine), y ambos trabajábamos en posproducción para cine y video", agregó.

La mujer compró los billetes de avión en el último momento "y decidió regresar pronto a Manchester porque quería volver a su rutina diaria lo antes posible", agregó el marido.

Los 150 ocupantes del avión de Germanwings murieron cuando el martes se estrelló en Francia por razones que todavía se ignoran.

Este miércoles los cuerpos de socorro retomaron la búsqueda de los restos de la aeronave. Según anunció el presidente francés François Hollande la "cobertura" de la segunda caja negra del Airbus A320 de Germanwings fue "encontrada", pero no "la propia caja negra".

Entre tanto, los investigadores pudieron extraer "datos utilizables" de la primera caja negra hallada este martes, indicó el director de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) de la aviación civil francesa, Rémi Jouty, en conferencia de prensa.

No obstante, Jouty agregó que, hasta el momento, la BEA "no tiene la menor explicación" sobre las causas del accidente, y "no cierra ninguna hipótesis".