No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Espías chinos y rusos escuchan llamadas hechas desde celular de Trump, según informe de inteligencia

Presidente asegura que solo utiliza teléfonos seguros y un celular del gobierno, aunque funcionarios anteriores y actuales aseguran que se rehúsa a hacerlo, al frecuentar un iPhone comercial

Equipos de espías chinos y rusos pueden escuchar llamadas hechas desde los celulares del presidente Donald Trump, según lo reveló este viernes el diario The New York Times, en una publicación que cita informes y funcionarios de la inteligencia estadounidense.

De acuerdo con el reportaje, asistentes del mandatario le han advertido sobre la inseguridad de hacer llamadas desde sus dispositivos móviles, presionándolo a utilizar la línea segura de la Casa Blanca con mayor frecuencia, a lo que se ha rehusado.

The New York Times indicó que muchos funcionarios anteriores y actuales afirmaron que las agencias estadounidenses de espionaje recientemente se han enterado que esos dos países escuchaban las llamadas de Trump "por medios de sus fuentes en los gobiernos extranjeros, y al interceptar comunicaciones de empleados de funcionarios de otras naciones".

El presidente utiliza dos iPhone oficiales modificados por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) para limitar sus funciones y vulnerabilidades, así como un tercer celular del mismo tipo, pero en su versión comercial, el cual es el más utilizado por el mandatario ya que es el único que permite guardar contactos.

"Ninguno de ellos es totalmente seguro y es vulnerable al ataque de piratas informáticos que podrían acceder a los teléfonos de forma remota", indica la publicación, ya que sus llamadas pueden ser interceptadas cuando pasan por torres de telecomunicaciones, los cables y centrales de las redes de telefonía nacional o internacional, donde todos los modelos -iOS, Android u otros- se exponen a ataques o intercepciones.

No obstante, el descargo de Trump realizado la mañana del 25 de octubre indica que el artículo está "¡taaaaaan equivocado!" ya que aseguró que solo emplea los teléfonos seguros y “un celular del gobierno que en raras ocasiones usa”, sin precisar otros errores en la información de The New York Times.

En el caso de China, a través de esa técnica se recaba información para conocer cómo piensa el presidente, qué argumentos tiene para influir en sus decisiones y a quiénes suele escuchar, con el objetivo de evitar que se intensifique la guerra comercial que ambos países viven.

Las fuentes del diario aseguraron que la seguridad norteamericana logró constatar que el gigante asiático confeccionó una lista de personas con la que Trump habla, con el fin de utilizarlas en algún momento para influir en él. En esa lista sobresale el director ejecutivo del Blackstone Group, Stephen A. Schwarzman, quien creó un programa de maestría en la Universidad Tsinghua en Pekín, así como el exmagnate Steve Wynn, quien llevó a cabo actividades lucrativas en Macao.

Esa estrategia representa una versión actualizada de la que China ha llevado a cabo por décadas, que consiste en influir en dirigentes estadounidenses al crear una red informal de empresarios y académicos a los que se les convence de ideas y recomendaciones políticas que luego llegan a la Casa Blanca.

Para el caso de Rusia, las citaciones de The New York Times cambian el tono ya que no creen que se lleven a cabo labores con el mismo grado de complejidad que la primera de las naciones, debido a la afinidad del mandatario norteamericano con su homólogo Vladimir Putin.