Esta Asamblea Legislativa es la más productiva de las últimas tres administraciones, según Estado de la Nación

Con relación a los antecesores de las dos Asambleas Legislativas pasadas (2002-2006 y 2006-2010), los actuales diputados son los más productivos, indica el Decimonoveno Informe del Estado de la Nación.

Este documento señala que en los primeros tres años de su gestión, los actuales congresistas aprobaron 303 leyes, un total de 82 más que los legisladores de la administración pasada y casi el doble de quienes legislaron durante el gobierno de Abel Pacheco.

La mejoría en el desarrollo no es sólo en términos cuantitativos sino también cualitativos. El estudio resalta cómo este Congreso aprobó más legislación con un impacto directo en el desarrollo humano.

Durante el período 2012-2013, el 48% de las 97 leyes aprobadas tuvieron un impacto directo en la ciudadanía. Al mismo tiempo, disminuyó la cantidad de proyectos donde existía una "promesa democrática sin sustento económico".

No obstante, de los últimos seis gobiernos, la administración Chinchilla Miranda es la más lenta en aprobar leyes, desde su llegada al Congreso hasta su aprobación en segundo debate.

Específicamente, cuando más tiempo se tardó fue en el período comprendido entre 2011 y 2012, con un promedio de 28,2 meses.

Mientras que en el tercer año de gestión se tardó unos 23,9 meses, es decir casi cuatro años.

Algunos diputados aseguran que el número de leyes aprobadas no es el único factor que se debería tomar en cuenta. Coincidieron en que algunos de los proyectos más importantes que se han aprobado son la reforma a la Ley de Tránsito, la reforma que eleva del 6 al 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), el presupuesto de la educación y la ley antifumado, entre otros.