Estado Islámico reinvindica ataque contra concurso de caricaturas de Mahoma en Texas

tiroteo“Decimos a Estados Unidos que lo que se está preparando será más importante y más amargo”, dice

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este martes en su emisora de radio el ataque el domingo contra un concurso de caricaturas sobre Mahoma organizado por una asociación islamófoba en Texas, en el sur de Estados Unidos.

"Dos soldados del califato llevaron a cabo un ataque contra una exposición de caricaturas contra el profeta en Garland, Texas, Estados Unidos", dijo la organización, que ha proclamado un califato en los territorios que controla en Irak y Siria.

El ataque tuvo lugar en Garland, en las afueras de Dallas, donde la asociación American Freedom Defense Initiative, considerada islamófoba, organizaba un concurso de caricaturas de Mahoma, cuya representación está prohibida por el islam.

Dos hombres armados intentaron lanzar un ataque, pero un policía los mató. Un guardia de seguridad resultó levemente herido en el tiroteo.

"Decimos a Estados Unidos que lo que se está preparando será más importante y más amargo. Veréis cosas horribles de los soldados del Estado Islámico", afirmaron los yihadistas.

Según los medios estadounidenses, los dos presuntos islamistas eran Elton Simpson, de 31 años, y Nadir Soofi, de 34, que compartían piso en Phoenix (Arizona, suroeste).

El Estado Islámico es particularmente activo en Siria e Irak, donde una coalición liderada por Estados Unidos bombardea sus posiciones desde 2014. El grupo también está presente en Libia y el Sinaí egipcio.

En enero, la organización yihadista reivindicó un atentado en la capital libia contra el hotel Corinthia, en el que hubo varios muertos, entre ellos un estadounidense y un francés.

El Estado Islámico también reivindicó el ataque del 18 de marzo de 2015 contra el museo del Bardo, en Túnez, en el que murieron 20 turistas extranjeros y un policía tunecino, así como los atentados suicidas del 20 de marzo contra mezquitas en Saná, la capital de Yemen, donde murieron 150 personas.