No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Destinar mitad de deuda política a daños por Nate puede generar demandas contra el Estado, dice TSE

​TSE señaló que tenedores de bonos de deuda y agrupaciones tienen derecho a cobrar sobre el monto ya fijado con anticipación por el Congreso

La aprobación del plan que pretende quitar la mitad del monto destinado a la deuda política para trasladarla a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) puede dejar al Estado vulnerable ante una posible demanda por parte de los partidos y tenedores de bonos de deuda.

El letrado del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Gustavo Román, explicó que estos actores tienen derecho a cobrar los dineros que les corresponden basados en el porcentaje que ya se fijó previamente con base en la ley.

El monto corresponde al 0,11 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del año tras anterior al electoral, lo cual se calculó en ¢25.029.906.960. La comisión de Asuntos Haciendarios pretende tomar la mitad de esos recursos para utilizarlos en la atención de los daños ocasionados por Nate para lo cual ya se aprobó una moción.

"Ese derecho no se desvanece porque se quede sin una parte del presupuesto que le iba a dar contenido económico, que fue lo que hicieron los diputados ayer", indicó el letrado.

Lo anterior quiere decir que el TSE debe definir el monto que le corresponde a cada partido - que resulta de la cantidad de votos que recibe cada agrupación en los comicios- a partir de los ¢25 mil millones ya avalados y no sobre la mitad, como lo plantea la moción aprobada en Hacendarios.

En consecuencia, los tenedores de bonos de deuda y los partidos políticos pueden cobrar el dinero que les corresponde y el Estado está en la obligación de responder al compromiso previamente establecido.

"Puede generar eventualmente demandas contra el Estado de parte de las personas que vean sus derechos lesionados", comentó Román.

El letrado comentó que el Tribunal ya avaló a algunos partidos políticos la emisión de bonos de deuda y que han establecido fideicomisos con bancos.

Román señaló que los congresistas pueden llegar a aprobar el recorte a la deuda política, sin embargo, ese dinero tendría que reponerse mediante un presupuesto extraordinario en el segundo semestre del 2018 cuando el TSE debe entregar lo que corresponde a cada agrupación.

La moción aprobada este miércoles en Hacendarios establece que cerca de ¢12 mil millones se depositen en las cuentas de la Comisión Nacional de Emergencias para usarse en la reconstrucción de las comunidades afectadas por la tormenta tropical Nate a principios de este mes.

La propuesta deberá pasar al Plenario y determinar si se le da aval o no.

El Congreso ya había aprobado un recorte a la deuda política al establecer en 0,11 por ciento del PIB el monto destinado para este fin, ya que el tope anterior era de 0,19 por ciento.