No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

“Estamos dando la cara”, afirma exmagistrado Celso Gamboa tras diligencia en su casa

​Agentes judiciales se retiraron con dispositivos electrónicos y documentos de la vivienda del abogado a eso de las 10:30 a.m.

"Estamos dando la cara de la manera más proba posible": Esas fueron las primeras declaraciones que dio el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Celso Gamboa Sánchez, al momento de dejar su casa de habitación en La Unión de Cartago, la cual fue allanada este miércoles por fiscales y agentes de la Policía Judicial como parte de una investigación por presunto tráfico de influencias para evitar su despido.

"Dar la cara como siempre la hemos dado, estamos a las órdenes del Ministerio Público para cualquier indagación y situación. Nosotros nos habíamos puesto a las órdenes de la Fiscalía desde hace meses", manifestó el exjuez, quien asegura haber encontrado un nuevo trabajo luego de ser despedido el pasado martes por sus nexos con el empresario Juan Carlos Bolaños Rojas.

El abogado se negó a brindar detalles sobre los artículos que le fueron incautados durante el allanamiento pero advirtió que él no tiene nada oculto en su casa, por lo que "no va a haber un decomiso sorprendente". Asimismo, comentó que está trabajando en un lugar que prefirió no revelar.

Horas antes, la fiscala general, Emilia Navas Aparicio, confirmó que el operativo estaba dirigido a la localización de dispositivos electrónicos y documentos en el domicilio del exmagistrado que sirvan de prueba en una investigación por el presunto delito de tráfico de influencias en el que habría incurrido Gamboa al llamar y enviar mensajes de texto a dos diputados para que se ausentaran de la sesión en la que la Asamblea Legislativa definiría su futuro a lo interno del Poder Judicial.

"Hoy se está llevando a cabo, e incluso en estos momentos está en proceso, una diligencia de allanamiento y registro en la vivienda del señor Celso Gamboa Sánchez. Es una diligencia que se ordenó en una investigación que se abrió en contra de él por el presunto delito de tentativa de tráfico de influencias", explicó la cabeza del órgano acusador del Estado.

A eso de las 10:30 a.m, agentes de la Sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y del Ministerio Público retiraron las cintas colocadas en vía pública y se retiraron con bolsas que contenían artículos decomisados. La diligencia tuvo una duración aproximada de cuatro horas y media.

El pasado 10 de abril, el legislador del Partido Acción Ciudadana (PAC), Marco Vinicio Redondo Quirós, afirmó ante el Plenario que recibió una llamada del juez en la que le pidió que no asistiera a la votación, ya que requería un quórum inferior a los 42 diputados para salir librado de Cuesta del Moras.

De acuerdo con el oficialista, el exmagistrado le solicitó específicamente que fingiera estar enfermo para que no se presentara en esa sesión.

Acto seguido, su compañera de bancada, Marcela Guerrero Campos, dijo haber recibido un mensaje de Gamboa por medio de WhatsApp, en el que también le planteaba faltar a la votación.

En ellos, el exmagistrado aseguraba tener una oferta de trabajo como gerente de Seguridad para Centroamérica y México de Google, para lo que requería salir limpio de la votación en el Congreso. Menos de 24 horas después, el gigante del internet desmintió el ofrecimiento.

La sesión de ese martes significó el último de los dos años y 59 días que vivió Gamboa como magistrado en la Sala de Casación Penal, ya que 39 congresistas respaldaron la decisión de revocar su nombramiento del exjuez luego de que este incurriera en una falta gravísima por sus vínculos con el apoderado de SINOCEM Costa Rica.

El jueves anterior, el Ministerio Público confirmó la apertura del expediente 18-00075-0033-PE así como la presencia de fiscales suyos en los despachos de los parlamentarios para entrevistar a los congresistas que en apariencia recibieron comunicaciones del exjuez.

Contra Gamboa existen otras 11 causas pendientes por delitos como tráfico de influencias, perjurio y prevaricato, entre otros.