Estudiantes desaparecidos en México son buscados junto a basurero

Búsqueda​Seis personas, incluidos tres estudiantes, murieron en los ataques y 43 siguen en paradero desconocido

La investigación sobre 43 estudiantes desaparecidos condujo a las autoridades hasta un basurero rodeado de montañas, donde peritos rastrean en busca de pistas o restos de los jóvenes.

La fiscalía sospecha que en ese lugar montañoso del pueblo de Cocula (Guerrero, sur) policías locales corruptos entregaron a los jóvenes a sicarios del cártel Guerreros Unidos.

"Tenemos declaraciones de que en ese lugar se concentraron los grupos que habían detenido a los estudiantes y que se tomaron acciones diversas", dijo Jesús Murillo Karam, fiscal federal en conferencia de prensa en Acapulco.

Karam dijo que habrá que esperar los resultados de peritajes que realizan laboratorios especializados, para tener toda la evidencia y no dejar nada a la especulación.

Una fuente del gobierno federal indicó que "ya se encontraron huesos pero los peritajes deben determinar si son de animal o de ser humano".

En el basurero, al que la fiscalía permitió acceder a reporteros gráficos, se pudo ver al menos a 15 peritos revisando una ladera.

Apoyados por perros, los expertos con trajes blancos y tapabocas, marcaron con unos veinte banderines naranja partes del suelo donde había rastros de tierra quemada pero no de cuerpos.