Europa formula cargos antimonopolio contra gigante ruso del gas

acusación​Comisión Europea inició una investigación por las prácticas comerciales de Gazprom en 2012

La Comisión Europea informó este miércoles que notificó al gigante ruso del gas, Gazprom, sus acusaciones por presunto abuso de posición dominante en el mercado del suministro del gas, a riesgo de abrir un nuevo frente con Moscú en medio de las tensiones con Ucrania.

La comisaria europea a cargo de los temas de competencia, Margrethe Vestager, la emprendió este miércoles contra la empresa estatal rusa, una semana después de esgrimir acusaciones similares contra el gigante estadounidense de internet Google.

La Comisión inició una investigación por las prácticas comerciales de Gazprom en Europa central y oriental en 2012.

Gazprom reaccionó al instante a las acusaciones de la Unión Europea (UE) y denunció que eran "infundadas". El grupo "se ajusta estrictamente a todas las normas de las leyes internacionales y a las legislaciones nacionales de los países donde hace negocios", indicó en un comunicado.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, denunció, por su parte, las prácticas "inadmisibles" de la UE con Rusia y subrayó que los contratos en vigor entre Gazprom y los países europeos "fueron concluidos en total conformidad con las legislaciones entonces en vigor en la UE".

"Estamos lidiando con una compañía estatal", dijo Vestager, quien negó, sin embargo, que se tratara de un "caso político".

La anexión de Crimea en marzo pasado y el conflicto en el este de Ucrania llevaron las relaciones entre Rusia y Occidente, y en particular la UE, a su peor momento desde el fin de la Guerra Fría.

En la notificación de este miércoles, la Comisión sospecha que Gazprom, que tiene una posición dominante en Europa central y oriental, habría compartimentado el mercado del gas en esa región "reduciendo la capacidad de reventa transfronteriza de sus clientes", lo que le permitiría "facturar precios no equitativos en algunos Estados miembros" de la UE.

La Comisión también sospecha que la posición dominante de Gazprom le habría permitido a la empresa "subordinar el suministro de gas a la obtención de compromisos distintos de parte de los mayoristas" en las infraestructuras que transportan el gas.

La investigación de la Comisión, iniciada luego de una queja de Lituania en 2011, se concentró en los mercados de Bulgaria, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia y Eslovaquia.

En cinco de esos países Gazprom factura a los mayoristas precios mucho más elevados que sus propios costos o los precios de referencia, según la investigación preliminar.

Según la Comisión, Gazprom controla una parte del mercado del suministro de gas superior a 50 por ciento en la mayoría de esos países y en algunos alcanza el 100 por ciento.

Rusia provee un tercio del gas que se consume en la UE. El año pasado, el suministro de Gazprom alcanzó los 125.000 millones de metros cúbicos (m3). La mitad transita por los gasoductos de Ucrania, en conflicto abierto con Moscú.

Si se confirman las acusaciones, la empresa rusa se expone a una multa de hasta 10 por ciento de su volumen de negocios, que asciende a más de 9.000 millones de euros.