No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Exjefe médico del Calderón Guardia se valió de su puesto para crear red de tráfico de órganos

​Tribunal de San José realiza primera condena por este tipo de delito en Costa Rica 

El médico Francisco Mora Palma, exjefe de Nefrología del Hospital Calderón Guardia, se valió de su puesto para crear una organización dedicada a reclutar personas que donaban sus órganos a cambio de pagos de entre ¢3 y ¢10 millones.

Así lo determinó el Tribunal Penal de San José el cual sentenció este lunes al exfuncionario a 12 años de prisión por un delito de trata de personas con fines de extradición ilícita de órganos y uno de peculado, este último por haber usado los bienes del centro hospitalario para su actividad delictiva.

Además de Mora Palma, también fue condenado Dimóstenes Katsigiannis Karkasi, de nacionalidad griega y dueño de una pizzería donde se contactaba a la gente dispuesta a donar.

Otros tres médicos que también figuraban como imputados en la causa fueron absueltos por duda.

“Este Tribunal considera que la conducta es típica de la delincuencia organizada. Mora se valió de su profesión para crear un grupo para procesar y reclutar personas dispuestas a donar órganos a cambio de pagos para personas extranjeras con insuficiencia renal”, manifestó la jueza Lorena Blanco en la explicación de la sentencia.

La juzgadora explicó que se le ha dado credibilidad a los testimonios que figuraron como ofendidos. También hay amplia prueba documental.

En el expediente figuraban 14 personas como víctimas, por esa razón la Fiscalía pedía que Mora fuera sentenciado a 10 años por 14 delitos de trata de personas; sin embargo, el tribunal decidió por unanimidad que solo aplica un delito por todo el grupo.

Mora Palma y Katsigiannis estaban en libertad, pero a raíz de este falló los jueces determinaron que deberán pasar ocho meses en prisión preventiva hasta que la sentencia quede en firme.

Mora Palma también deberá pagar ¢5 millones de indemnización a dos de los ofendidos por daño moral, resolvió el tribunal.

Los cinco imputados fueron detenidos en junio del 2013 por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), un mes después de un reportaje elaborado por el periodista costarricense José Meléndez, para el periódico El Universal de México, el cual reveló la red de tráfico de órganos desde Costa Rica hasta Israel.

Esta es la primera vez que se da una condena por este delito en Costa Rica, según la Fiscalía, la cual anunció que apelará la absolutoria en favor de los otros tres médicos.