Exoneraciones fiscales le costaron al país 5,93% del PIB en 2013

exoneracionesHacienda prepara proyecto de ley para eliminar algunas y mejorar supervisión

Las exoneraciones fiscales vigentes implicaron el año anterior que el Ministerio de Hacienda dejara de recaudar ¢1.470.035,67 millones, monto que equivale al 5,93 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). La cifra es superior al déficit fiscal de 5,8 por ciento registrado ese mismo año.

Los datos se desprenden del último estudio de gasto tributario para 2013, que realiza el Ministerio de Hacienda y que se publicó en agosto de 2014. El gasto tributario, son los ingresos que deja de percibir el Estado producto de exoneraciones o regímenes impositivos especiales.

Del total que no llegó a las arcas del Estado, el 3,76 por ciento corresponde a exoneraciones relacionadas con el Impuesto General sobre las Ventas (IGV), el 1,88 por ciento con el Impuesto sobre la Renta (ISR) y el 0,28 por ciento a otros tributos.

El gasto tributario de mayor peso corresponde a las exoneraciones del IGV relacionadas con el consumo local, es decir todos los bienes y servicios exonerados en la Canasta Básica y que representan un 3,41 por ciento del PIB.

Entre los años 2010 y 2013, el gasto tributario aumentó un 2,8 por ciento, pasando de 5,77 por ciento del PIB a 5,93 por ciento. A su vez, el estudio de Hacienda estimó con base en las proyecciones del Banco Central de Costa Rica, que para 2014 y 2015, el gasto tributario será similar al del año anterior, 5,92 por ciento del PIB, de acuerdo con las proyecciones de PIB que realiza el Banco Central de Costa Rica.


Regular exoneraciones

El viceministro de ingresos, Fernando Rodríguez, señaló que aunque la estimación del gasto tributario no incluye la totalidad de exoneraciones que están actualmente vigentes, sí identifica los rubros que más tienen peso.

De acuerdo con datos del XX Informe del Estado de la Nación actualmente existen 1259 exoneraciones fiscales derivadas de 414 leyes. De éstas, el 23,1 por ciento están caducas en objetivo y temporalidad, por lo que podrían ser derogadas. Además el 57,7 por ciento carece de controles, como lo reveló este martes AmeliaRueda.com.

VICEMINISTRO DE INGRESOS, FERNANDO RODRÍGUEZ

Según explicó Rodríguez, muchos de estos beneficios se podrían disminuir homologando las tasas tributarias, que aplican a ciertos tipos de renta. Además, mencionó que hay una gran indefinición en el objeto que se quiere beneficiar, dispersión en la legislación y no hay un seguimiento adecuado.

Para crear exoneración se debe evaluar si el beneficio social derivado es superior al costo que representa para el Estado. "Si voy a perder ¢50.000 millones en un año (por la exoneración) y voy a crear un beneficio de ¢20.000 millones no tiene sentido", manifestó el Viceministro.

Actualmente, el Ministerio de Hacienda trabaja en un proyecto de ley que permitirá la derogación de varias exoneraciones, y creará un marco regulatorio que sancione en caso de un mal uso. También evalúa otros mecanismos para sustituir estos beneficios fiscales, por ejemplo, otorgar subsidios a través de presupuesto.

La idea, según Rodríguez es presentar el proyecto al Congreso, y que los diputados evalúen qué aspectos son factibles políticamente. "Hay que hacer una limpieza de esa dispersión tan grande que hay en materia de exoneraciones, a ver qué podemos lograr".

VICEMINISTRO DE INGRESOS, FERNANDO RODRÍGUEZ