Experimento de retratos muestra a mujeres que son más hermosas de lo que ellas creen

El objetivo de la última campaña de la marca de cuidado personal Dove es mostrar a las mujeres que son más bellas de lo que ellas creen mediante la comparación de retratos hechos a partir de su propia descripción y la de desconocidos que las han visto sólo una vez.

La campaña consiste en un cortometraje documental en el que varias mujeres se describen a sí mismas ante un dibujante forense que no las puede ver.

Las mismas participantes son descritas por extraños quienes las conocieron el día anterior. Al compararlos, los bocetos muestran resultados sorprendentes para las mujeres, quienes tuvieron una imagen menos atractiva de sí mismas.

Desde su lanzamiento en abril pasado, el corto causó sensación con más de 15 millones de vistas en la primera semana de su lanzamiento.

Según el psicólogo Rafael Ramos, este tipo de conducta muestra una distorsión, muchas veces provocada por los ideales de belleza tan particulares que existen en la sociedad.

En casos más graves el trastorno se conoce como dismorfia, en el cual la estructura de pensamiento de la persona le impide considerarse bella físicamente.