Expertos creen haber hallado los restos de Miguel de Cervantes en Madrid

HallazgoLos restos están en muy mal estado y todos mezclados, y entre ellos estaría también su esposa Catalina de Salazar

El equipo científico que desde hace un año buscaba los restos de Miguel de Cervantes, autor de El Quijote y figura de la literatura universal, está "convencido" de haberlos encontrado en un convento madrileño donde fue enterrado hace casi cuatro siglos.

Nacido en 1547 en Alcalá de Henares, cerca de Madrid, Cervantes, que publicó su famoso libro en dos partes en 1605 y 1615, vivió sus últimos años en el centro de la capital española donde, según documentos históricos, fue enterrado el 23 de abril de 1616 en la iglesia del convento de las Trinitarias Descalzas.

Con el paso del tiempo y las obras en el lugar, se perdió el rastro de su sepultura, caída en el olvido durante cuatro siglos, hasta que se inició su búsqueda en marzo de 2014.

Desde entonces el equipo rastreó y descifró olvidados documentos históricos, sondeó con un georradar el suelo del convento donde viven aún las religiosas, perforó un camino hacia una minúscula cripta subterrána... Y acabó descubriendo los restos de 300 personas donde en principio creían que sólo había ocho.

Entre ellos, huesos en muy pequeños fragmentos que hace sólo unos días pudieron identificar como pertenecientes a un grupo de unas 15 personas enterradas en el siglo XVII en otro emplazamiento del convento, y trasladados posteriormente, entre los que, según los documentos, se encontraba Cervantes, anunciaron este lunes en una multitudinaria rueda de prensa.

"A la vista de toda la información generada en el caso de carácter histórico, arqueológico y antropológico, es posible considerar que entre los fragmentos de la reducción localizada en el suelo de la cripta de la actual iglesia de las Trinitarias se encuentran algunos pertenecientes a Miguel de Cervantes", afirmó el antropológo forense español Francisco Etxeberría, coordinador del equipo.

"Son muchas las coincidencias y no hay discrepancias", añadió Etxeberría, experto internacional que participó en la autopsia del presidente chileno Salvador Allende, muerto durante el golpe de Estado de Augusto Pinochet en septiembre de 1973.

No obstante, los restos, en muy mal estado y todos mezclados --entre ellos estaría también su esposa Catalina de Salazar-- no pudieron ser individualizados, explicó la arqueóloga Almudena García-Rubio.