No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"No se preocupen por mí, preocúpense por el país, ¡cómo lo están destrozando!" dice Correa

​El exmandatario vive en Bélgica desde que dejó el poder en 2017

El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó la orden de detención emitida por la justicia ecuatoriana como un "complot" del actual gobierno ecuatoriano contra él y aseguró que Interpol rechazará la petición.

"Hay toda una hoja de ruta (...) Hay todo un complot", dijo Correa a una entrevista concedida a AFP en Bruselas, para quien el "gobierno" de Lenin Moreno está "sin dudas" detrás de ello. "Él está detrás de todo esto, de la judicialización de la política", agregó.

El expresidente ecuatoriano vive en Bélgica tras dejar el poder en 2017, la justicia los señala por su presunta vinculación en el secuestro de un opositor en Colombia en 2012.

La jueza Daniela Camacho aceptó este martes un pedido de la Fiscalía y ordenó "prisión preventiva" contra el popular exmandatario de 55 años, según una decisión difundida por la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Al mismo tiempo activó una circular roja para que la Interpol ubique a Correa con fines de extradición.

Correa, quien gobernó Ecuador durante una década, es acusado de los delitos de asociación ilícita y secuestro del exdiputado Fernando Balda, según la Fiscalía. La investigación todavía está en curso y el dirigente podría ser sobreseído antes de que la suprema CNJ lo llame a juicio.

El lunes Correa acudió ante el consulado ecuatoriano en Bruselas para "cumplir la medida cautelar impuesta por la ilegal e ilegítima vinculación al llamado 'Caso Balda'", según indicó por Twitter.

Según el exgobernante, de esa forma acató la orden judicial apoyado en convenciones internacionales y leyes nacionales que le permiten ejercer sus derechos como ecuatoriano residente en el exterior.

Foto AFP.