Extraditan a EE.UU. a expresidente de la Federación de Fútbol de Guatemala implicado en caso FIFA

​Expresidente enfrentará a la justicia de EE.UU inculpado por sobornos.

Las autoridades guatemaltecas extraditaron este martes a Estados Unidos al expresidente de la Federación de Fútbol local (Fedefut), Brayan Jiménez, vinculado a una trama de sobornos en la FIFA, informó el gobierno.

La Cancillería guatemalteca confirmó la extradición de Jiménez en un vuelo comercial del aeropuerto internacional La Aurora de la capital.

El exdirectivo iba vestido con un impecable traje formal azul y una camisa blanca sin corbata, según las fotografías proporcionadas por el ministerio pues el proceso de extradición estuvo vedada a la prensa.

Jiménez fue detenido el pasado 12 de enero en estado de ebriedad en un exclusivo sector de la capital después de estar varias semanas prófugo y fue recluido en la cárcel Mariscal Zavala, un cuartel militar modificado para resguardar a reos de alto impacto.

El pasado 3 de diciembre, la justicia norteamericana implicó al expresidente de la Fedefut, junto a varios dirigentes deportivos latinoamericanos, en un caso de corrupción y lavado de activos en la FIFA.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitó la detención de Jiménez con fines de extradición bajo cargos de corrupción, lavado de dinero, fraude y estafa.

Jiménez, quien era miembro del Comité para Fair Play y Responsabilidad Social de la FIFA, dijo que no iba a apelar la extradición autorizada por la justicia guatemalteca un día después de su detención.

Junto con Jiménez fue involucrado el también guatemalteco Héctor Trujillo, secretario general de la federación de su país, quien fue capturado en Florida, Estados Unidos, mientras viajaba en un crucero con su familia.

Trujillo fue liberado el jueves de la semana pasada tras pagar una fianza mientras prosigue el caso en la justicia estadounidense.

La corte federal de Nueva York postergó el pasado viernes del 16 de marzo al 13 de abril una audiencia preliminar general del caso de corrupción de la FIFA con la presencia de siete acusados, entre ellos Trujillo.