No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Facebook se equivoca al censurar contenido en lugar de rastrear a autores de noticias falsas

​Algoritmos y grupos editoriales no han funcionado en su fin de disminuir la existencia de contenidos falsos sin afectar la libertad de expresión

Facebook ha equivocado el camino en su estrategia para combatir las noticias falsas, pues sus esfuerzos deberían estar enfocados a rastrear a los autores de estos contenidos en vez de de generar algoritmos o tecnologías para censurar el material ya publicado.

Ese es el criterio del consultor internacional en periodismo digital, Antonio Jiménez, quien la mañana de este lunes participó en el programa radiofónico Nuestra Voz, espacio en el que cuestionó las acciones recientemente tomadas por la compañía estadounidense, a medida que crecen las críticas contra sus plataformas en lugares como Estados Unidos, por la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, o en la India, con el linchamiento de 24 personas a manos de turbas furiosas que creyeron en rumores divulgados a través de WhatsApp -que pertenece a Facebook- sobre supuestos secuestradores de niños.

Lea: WhatsApp limita los envíos de mensajes en India para frenar noticias falsas y linchamientos.

"Facebook está caminando por una cuerda muy, muy floja, casi que contradiciéndose con sus acciones cada vez que hace un anuncio porque, por un lado, dicen que no son una plataforma editorial, pero bueno, es uno de los medios más importantes editorialmente para distribuir información no solo creada por medios de comunicación sino por los mismos ciudadanos; y por otro lado está diciendo que las medidas que va a tomar son más relacionadas a la censura del contenido en lugar de promover realmente la búsqueda de quienes son los autores y tomar acciones concretas contra estos autores", explicó el especialista.

La tecnología hasta ahora desarrollada e implementada por el gigante de California es considerada como avanzada en la lucha contra las noticias falsas, no obstante, la evolución de esos algoritmos ha llegado a un punto en el que se censura, por ejemplo, material como canciones o videos musicales con contenidos políticos que no son noticias falsas, lo que lo lleva a convertirse en un limitador de la libertad de expresión.

"El algoritmo claramente no está funcionando porque se necesita un ojo crítico humano todavía. Incluso hace unos meses Facebook anunció que abrió un grupo de editores, pero tampoco ha funcionado esto en términos de poder reducir la cantidad de noticias falsas por un lado y segundo de no censurar cosas que no son noticias falsas sólo porque el algoritmo identifica una palabra o una imagen similar a lo que se ha visto en noticias falsas", indicó Jiménez.

De acuerdo con el experto, la compañía estadounidense acaba por registrar pérdidas al eliminar los usuarios que identifican como creadores de contenido falso. "¿Por qué pierde dinero? Porque la gente que hace este material lo sube a la red y le paga a Facebook para que incluso llegue dirigido a los públicos que ellos quieren", añadió.

Para el consultor está en juego un aspecto ético importante que a la que la red social no ha querido poner la cara, situación que ha motivado a que gran cantidad de usuarios dejen de lado esa plataforma y recurran a otras.

Facebook anunció el 20 de julio que comenzará a remover de su plataforma toda información y noticias falsas que incitan a la violencia.

"Reducir la distribución de la desinformación, en lugar de eliminarla directamente, logra el equilibrio correcto entre la libre expresión y una comunidad segura y auténtica", dijo un portavoz de Facebook en un comunicado a la cadena de noticias estadounidense CNBC, medio que divulgó la información.

Lea: Facebook eliminará noticias falsas que promueven violencia, anuncia vocero de compañía.

Conforme a la nueva política, se eliminarán los elementos de texto e imágenes que se hayan marcado o creado con el propósito de "contribuir o agravar inmediatamente la violencia o el daño físico".