Falta de marco regulatorio para sancionar a funcionarios públicos preocupa a Procuraduría de la Ética

transparencia​Procurador asegura que las lagunas en esta materia siguen presentes

La falta de un marco regulatorio para sancionar a algunos funcionarios públicos preocupa a la Procuraduría de la Ética, una entidad encargada de luchar contra la corrupción en la función pública y promover la ética y la transparencia en su ejercicio.

El procurador, Rónald Víquez, insistió este viernes, en el programa Nuestra Voz, que las lagunas en esta materia siguen presentes, a pesar de que existen resoluciones de la Sala Constitucional al respecto.

"Esas indicaciones se hicieron desde tiempo atrás y aún así esa regulación no se ha impulsado. Las resoluciones establecieron plazos para determinar regímenes de responsabilidad, pero son los diputados los que deben impulsar y cumplir con lo ordenado por la Sala", aseguró.

Procurador de la Ética, Rónald Víquez

Esa misma fue una de las preocupaciones que el nuevo procurador expresó cuando asumió el cargo en marzo anterior.

"Hay que ampliar el marco regulatorio, pero eso no es una debilidad de la Procuraduría, es una debilidad del sistema", dijo en su momento.