Las FARC se oponen a un plebiscito del proceso de paz que se negocia en Cuba

conflictoGobierno impulsa el referendo

La guerrilla de las FARC objetó este jueves el plan del gobierno de Colombia de someter a plebiscito el proceso de paz que ambas partes negocian en Cuba, y en su lugar planteó un pacto colectivo de perdón a las víctimas del conflicto armado.

Las FARC, en armas contra el Estado desde 1964, consideró que el mecanismo de referendo que promociona el gobierno "es políticamente y jurídicamente insostenible", según un comunicado leído en La Habana, sede de los diálogos.

Los rebeldes insistieron en su propuesta de convocar a una Asamblea Constituyente que "ofrezca seguridad jurídica y personal" a sus combatientes y a los militares y funcionarios que han participado en el enfrentamiento armado de más de medio siglo.

Ignorando esa propuesta, el gobierno de Juan Manuel Santos impulsa en el Congreso un plebiscito sobre el acuerdo de paz que se concrete en Cuba.

Implicados desde hace tres años en una difícil negociación para acabar con el conflicto, las FARC y el gobierno de Santos intentan ponerse de acuerdo en seis temas: desarrollo rural, drogas ilegales, participación política de los rebeldes, desarme de la guerrilla, justicia y reparación de víctimas y refrendación de los acuerdos.

Este jueves las partes retomaron las conversaciones en La Habana después de una semana de pausa, con la intención de concretar el acuerdo de justicia para las víctimas, con lo cual quedarían pendientes los puntos sobre desarme y refrendación.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) confían en que el pacto sobre víctimas represente "un paso más de avance en el camino que debe conducir a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente", según el comunicado.

Entretanto, la guerrilla propuso un compromiso colectivo en Colombia para que "nunca más" se reactive la guerra, con motivo del aniversario 25 de un fallido ataque militar contra la cúpula de las FARC.

"Honrar a las víctimas, asumir responsabilidades, pedir perdón de manera colectiva y efectuar un juramento nacional que comprometa la voluntad de todos (...) con el 'nunca más', es el reto del momento", puntualizó.