Fiscalía investigará a dos empresas por evasión de ¢1.400 millones en impuestos

PROCESO​Tributación detectó tres nuevos casos de firmas que estaban evadiendo el pago de tributos

La Dirección General de Tributación (DGT) detectó tres empresas que evaden el pago de impuestos; dos casos fueron enviados este lunes a la Fiscalía para la investigación correspondiente y el tercero tendrá que pagar lo adeudado por la vía administrativa, ya que el monto no alcanza el umbral de ¢200 millones en un mismo periodo fiscal.

El director general de tributación, Carlos Vargas, explicó que el primer caso se trata de una empresa que creó una sociedad anónima fantasma para evadir el pago del impuesto a las utilidades. Esta firma fantasma no contaba con bienes, ni domicilio físico real, lo que haría incobrable una deuda fiscal en caso de embargos; por esa razón se procede a la investigación sobre la empresa matriz.

En el caso de la empresa que creó la sociedad anónima fantasma el monto de la supuesta evasión fiscal es de ¢1.200 millones.

El segundo caso es una compañía que compraba joyas y las importaba al país, sin embargo, estaba inscrita como una compañía de software. Los programas informáticos están exentos del pago de impuestos.

Esta empresa traía joyas y las hacía pasar por programas informáticos para no pagar tributos, el monto del presunto fraude fiscal es de ¢200 millones, agregó Vargas.

Los dos casos de supuesta evasión suman ¢1.400 millones y fueron enviados a la Fiscalía para que se inicie la investigación por presuntos delitos fiscales. Además, se suman a otros 30 casos que ya están en manos del Ministerio Público.

El tercer caso que detectó la DGT consiste en una empresa transnacional que recibía todos los depósitos por ventas en una sociedad anónima y hacía todos su pagos al extranjero mediante otra sociedad anónima.

Para esta compañía se calcula una evasión de impuestos a las remesas de ¢500 millones, pero no son acumulados en un mismo periodo fiscal, sino que se reparte en varios, por lo que no se puede pasar al Ministerio Público ya que no alcanza el umbral de ¢200 millones en un solo periodo fiscal como exige la Ley.

El pasado 23 de julio el DGT envío tres casos más de empresas que cometieron presuntos fraudes fiscales por ¢4.623 millones, que se suman a otras 27 investigaciones que se remitieron en la administración anterior .

Los nombres de las compañías no fueron revelados por tratarse de casos en investigación.