No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Fiscalía pide 215 años de cárcel contra sospechoso de matar a cinco jóvenes en Liberia

​Gerardo Alonso Ríos Mairena es acusado de cometer seis homicidios, uno en grado de tentativa

El Ministerio Público solicitó la tarde de este martes en los Tribunales de Liberia 215 años de prisión contra Gerardo Alonso Ríos Mairena, el principal sospechoso de acabar con la vida de cinco jóvenes en una casa de habitación en el barrio La Victoria.

Al sujeto se le acusa de haber cometido la noche del 19 de enero de 2017 cinco homicidios, y una tentativa, además de un delito de abuso sexual contra una persona menor de edad.

Por cada uno de los señalamientos relacionados a los asesinatos, el órgano acusador del Estado pidió 35 años y otros cinco por el abuso.

En el ataque sobrevivió una menor de 14 años.

La prueba clave que liga a Ríos Mairena -un albañil que vivía en las cercanías en las que ocurrió el siniestro- con el caso, es una huella dactilar que fue encontrada en una de las paredes de la vivienda.

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Céspedes, había reconocido desde febrero que la huella digital de la palma izquierda con sangre daba 14 caracteres positivos de coincidencia con el sospechoso, cuando lo necesario para que una prueba de este tipo sea contundente es 11.

A su vez, eso permitió que las autoridades determinaran que existió contacto físico entre el sujeto y las víctimas.

Otra de las pruebas que relacionan a Ríos Mairena son las prendas recabadas en un allanamiento dirigido por la policía judicial, ya que se encontró una pantaloneta y un par de tenis que coincidían con los datos obtenidos por agentes del OIJ, además de que también estaban impregnados de sangre.

Al sospechoso también se le decomisó un cuchillo con residuos de sangre, como parte de las evidencias.

Dentro de las pruebas que se manejan existe una grabación en poder de las autoridades, enviada aparentemente por una de las víctima a eso de las 2:00 a. m. a través de la plataforma WhatsApp. El mismo no fue escuchado por su receptor hasta a eso de las 6:00 a.m.

Las víctimas son dos hombres y tres mujeres identificados como Ariel Antonio Vargas Condega, Stephanie Hernández García, Ingrid Massiel Méndez Serrano, Joseph Briones Solís y Dayana Vanessa Martínez Romero.

Se trataba de estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR), con la única excepción de Vargas Condega.

Los cuerpos fueron hallados amordazados, con trozos de tela atados en sus extremidades superiores e inferiores.