Fondo Monetario Internacional dará entre $14.000 y $18.000 millones a Ucrania

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este jueves una ayuda de entre $14.000 y $18.000 para que Ucrania evite la bancarrota, en pleno pulso con Rusia.

El acuerdo "stand-by" de dos años será aprobado por el directorio del Fondo cuando el país haya tomado las medidas que se le solicitan.

A pesar de la firme solidaridad expresada por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a Kiev tras la pérdida de Crimea, este importante préstamo viene con duras condiciones que pueden provocar protestas en el país.

La cifra definitiva será conocida en principio a finales de abril, cuando el gobierno apruebe las decisiones de austeridad.

La primera medida que le pide el Fondo a Ucrania se conoció el miércoles, cuando Kiev anunció que aumentará en un 50% el precio del gas para la población a partir del 1 de mayo.

Para los industriales el alza será del 40% y se aplicará a partir del 1 de junio.

Otra medida previsiblemente difícil corresponde al Banco Central, que debería dejar de apoyar paulatinamente al grivna ucraniano en los mercados.

EL grivna ya se devaluó un 25% respecto al dólar desde principios de año, a medida que el banco central empezó a limitar sus intervenciones en el mercado interno.

Con esas dos medidas Ucrania sentará "las bases de un crecimiento estable y duradero", aseguró Gueorguiev.

El Fondo ya ayudó a Ucrania entre 2008 y 2010, pero ahora las condiciones son más duras.

La última ronda negociadora se produjo esta semana entre la delegación del Fondo y el gobierno dirigido por el primer ministro Arseni Yatseniuk.

Ahora Ucrania espera también la ayuda europea, valorada en 1.600 millones de euros (unos 2.200 millones de dólares), y 1.000 millones de dólares de parte de Estados Unidos.

Japón ha prometido igualmente un préstamo de hasta 1.500 millones de dólares.

Analistas creen que el Fondo aceleró las negociaciones porque temía que Ucrania se convirtiera en insolvente en cuestión de meses.

Las reservas de divisas de Ucrania cayeron rápidamente en los últimos años ante el apoyo que dio a su moneda el gobierno prorruso, y economistas calculan que solamente le quedaban para cubrir dos meses de importaciones.