Fracasa intento de empresa Nicabus de ofrecer servicios entre Managua y San José

Sin permiso​Compañía presentará apelación ante Consejo de Transporte Público

La intención de la empresa nicaragüense Nicabus de ofrecer servicios entre Managua y San José fracasó luego de que el Consejo de Transporte Público (CTP) rechazó el pasado 1 de octubre una solicitud de permiso para operar en el país.

De acuerdo con la subdirrectora de Asuntos Jurídicos del CTP, Susana López, la decisión se tomó porque la persona que hizo la petición en 2012 no demostró que estuviera legitimado como representante de la empresa, que además no está domiciliada en Costa Rica.

La autobusera también pretendía hacer viajes a Panamá y no se demostró que tuviera el permiso del país vecino, indicó López.

subdirectora de asuntos jurídicos del ctp, susana lópez

La resolución causó molestia en la empresa nicaragüense, cuyo dueño, el exdiputado Enrique Quiñonez, criticó la decisión del CTP a través de medios de Nicaragua y la cuenta de Facebook de la firma.

"Nuestros Abogados están analizando la resolución para Interponer Recurso de Revocatoria ante el Consejo de Transporte Publico y/o Apelación ante el Tribunal Administrativo de Transporte", ese indicó en un comentario.

Inclusive el pasado 13 de octubre un grupo de trabajadores de Nicabus protestó frente al Ministerio de Infraestructura y Transporte de Nicaragua (MTI) para exigir que hagan valer el principio de reciprocidad a Costa Rica y las autoridades nacionales les permita operar.

La empresa Nicabus cuenta con cuatro buses para iniciar operaciones e incluso en su página web aparece que tiene la terminal en el Mercado de la Coca Cola.

La funcionaria del CTP manifestó que si la empresa ya había comprado las unidades lo hicieron bajo su propio riesgo.


SUBDIRECTORA DE ASUNTOS JURÍDICOS DEL CTP, SUSANA LÓPEZ

En el país existen cuatro empresas que ofrecen el servicio de transporte entre Costa Rica y Nicaragua: Ticabús, Transnica, Nica Expreso y Central Line.

AmeliaRueda.com intentó conversar con el dueño de Nicabus, Enrique Quiñonez, sin embargo, al momento de la publicación de esta nota aún no había sido posible contactarlo.