Evangelizar no es hacer proselitismo, dice el papa en segunda misa campal en Ecuador

Mensaje ​Cerca de 900 mil personas estuvieron presentes en Quito.

El papa Francisco en su segunda misa campal en Quito, Ecuador, hizo énfasis en la importancia de la evangelización en los cristianos.

"La evangelización no es hacer proselitismo sino es acercarse a los que se sienten juzgados", dijo el pontífice en su segunda misa que inició a las 10 y 30 de la mañana hora ecuatoriana.

Francisco utilizó el ejemplo de Jesús sobre el sacrificio que hizo al morir y dijo que la propuesta que él hizo es concreta, además de añadir que un verdadero sacrificio es dar a los demás y darse a uno mismo.

El papa mostró su posición sobre lo que representa la lucha por la inclusión de todos los niveles de la sociedad sin que haya una exclusión de algún sector de la sociedad. El papa se ha dirigido en todas sus presentaciones en español.

El pontìfice lanzó desde Quito "una revolución" para evangelizar a América Latina y que se convierta en "un grito" para "sanar heridas", "construir puentes" y luchar por "la inclusión a todos los niveles".

Francisco dijo que existe una "revolución" por la que aboga la Iglesia en América Latina es comparable a la protagonizada hace 200 años por los países suramericanos para lograr la independencia de España, y que según el papa nació "de la conciencia de la falta de libertades".

Alrededor de 900.000 creyentes asistieron a la segunda y última misa campal que ofrece el papa Francisco en Ecuador, en el marco de su gira por Sudamérica que incluirá a Bolivia y Paraguay, informó el gobierno ecuatoriano.

El evento se desarrolla en el parque Bicentenario, en el norte de la capital.

Unos 420.000 metros cuadrados fueron habilitados en el parque para la misa del sumo pontífice, a la que también asiste el presidente Rafael Correa, blanco el último mes de protestas opositoras que ha denunciado como intentos golpistas.

Video: Romereports