Operador tico utilizó la marca sin autorización por un año, dice casa matriz de Burger King

aclaración​Mediante comunicado, casa matriz hace aclaración que marca se utilizó sin permiso


El cierre de los 29 restaurantes de Burger King en Costa Rica fue en acatamiento de una orden judicial en Estados Unidos, porque el operador local de la franquicia utilizó la marca sin autorización durante el último año.

Así lo asegura la casa matriz de la cadena de comidas rápidas, con sede en Miami, Florida (Estados Unidos), a través de un comunicado de prensa.

"Es lamentable que el operador local hubiere presentado los hechos en la prensa de forma errónea. Creemos que lo han hecho de esta forma para satisfacer sus propios fines y estos cierres podrían haberse evitado si el operador local hubiera colaborado en este proceso", dice el documento.

La empresa estadounidense agrega que Costa Rica "ha sido y siempre será un mercado importante para nosotros y esperamos restablecer nuestro negocio en el país pronto" y deja la posibilidad de retomar operaciones en el país.

Este lunes, BK Costa Rica (operador de la franquicia en el país) distribuyó un comunicado de prensa en el que afirmó que la razón del cierre se debía a un "conflicto con la casa matriz", que no especificó.

El cese de operaciones deja a 434 personas sin trabajo.

El ministro de Trabajo Víctor Morales, afirmó que su cartera, por medio de la Dirección Nacional de Empleo, se pondrá en contacto con el operador de la franquicia en Costa Rica para reincorporar a los 432 empleados despedidos al mercado laboral.

“La Dirección de Empleo aplicará el protocolo seguido en situaciones anteriores, que consiste en realizar un perfil de las personas desempleadas para conocer sus habilidades, formación y experiencia, y referir esa información a otras empresas que están requiriendo personal con ese perfil, por medio del sistema de intermediación”, detalló el Ministro de Trabajo a través de un comunicado de prensa.