Frío sigue aumentando en EE.UU.

Millones de estadounidenses se preparan este lunes para hacer frente a fríos récords en Nueva York, en el nordeste y en el centro de Estados Unidos donde se espera una nueva ola de frío esta semana que puede llegar a -50°C.

Esta ola de frío polar, inédita en 20 años, acompañada de nieve y lluvia con granizo, ha dejado una decena de muertos en menos de una semana. Llegada desde el norte de Estados Unidos y Canadá, se extendió al centro-oeste e incluso amenaza regiones más al sur como Tennessee y Alabama.

Se espera nieve este lunes desde Misuri a la región de los Grandes Lagos, según el servicio meteorológico.

Las autoridades recordaron que a estas temperaturas se generan graves lesiones de piel en sólo pocos minutos de exposición al aire libre.

La población fue advertida contra el riesgo de vehículos bloqueados y rutas congeladas debido a la explosión de cañerías de agua por el efecto del hielo, mientras que en varias ciudades los habitantes fueron llamados a permanecer en sus casas y hacer un abastecimiento de alimentos.

Miles de vuelos fueron retrasados o anulados, como en el aeropuerto de O'Hare en Chicago, uno de los más concurridos, o el de Nueva York el domingo.

Según el sitio especializado flightaware.com, más de 4.200 vuelos desde o hacia Estados Unidos registraron retrasos el domingo.