Fuerzas iraquíes mataron a 279 insurgentes en las últimas 24 horas, dice Primer Ministro de ese país

Las fuerzas de seguridad iraquíes mataron a 279 "terroristas" en las últimas 24 horas, mientras siguen preparando una vasta ofensiva contra los yihadistas, quienes tomaron numerosas zonas del norte y el centro del país esta semana, anunció el domingo un portavoz del Primer Ministro.

Los militares "retomaron la iniciativa", aseguró el portavoz del primer ministro, Nuri al Maliki, en temas de seguridad, el teniente general Qasem Atta, en una rueda de prensa televisada.

Las fuerzas armadas iraquíes suelen dar balances muy elevados de insurgentes eliminados, imposibles de verificar de forma independiente. También suelen minimizar las pérdidas en sus filas.

Los yihadistas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) lanzaron la semana pasada una amplia y violenta ofensiva en el país, con el apoyo de elementos de las disueltas fuerzas del régimen de Sadam Husein, derrocado por la invasión estadounidense de 2003 y ahorcado en 2006.

En cuestión de tres días, del martes al jueves, los yihadistas tomaron la segunda mayor ciudad de Irak, Mosul, su provincia (Nínive, norte), Tikrit y otras regiones de la provincia de Saladino, además de otros sectores en las provincias de Diyala, en el este, y Kirkuk, en el norte.

Mientras, Estados Unidos enviará refuerzos de seguridad a su embajada en Bagdad y desplazará a algunos empleados de la región en respuesta a la avanzada de los yihadistas en Irak, dijo una portavoz.

"Dada la inestabilidad y la violencia en algunas zonas de Irak, nuestra embajada en Bagdad estudia las medidas de seguridad a tomar conjuntamente con el Departamento de Estado", dijo la vocera de la Cancillería, Jennifer Psaki. "Se enviará personal de seguridad adicional al equipo de Bagdad", añadió.

Ante la escalada de los yihadistas, Estados Unidos desplegó un portaaviones en el Golfo con vistas a una posible intervención, en momentos en que el presidente Barack Obama es muy cuestionado por legisladores republicanos que exigen una intervención aérea.