Fuerzas prorrusas toman bases militares ucranianas en Crimea

Ucrania anunció este miércoles que estaba preparando la evacuación de sus soldados de Crimea, donde fuerzas prorrusas ocuparon dos bases de la Marina ucraniana, consolidando el control de Rusia sobre la península, pese a las amenazas de nuevas sanciones occidentales.

Ucrania también afirmó que saldrá de la Comunidad de Estados Independientes (ex repúblicas soviéticas), e instaurará visas de ingreso para ciudadanos rusos, al tiempo que dio un plazo de tres horas a las nuevas autoridades de Crimea para liberar al almirante Serguii Gaiduk, capturado en la sede de la Marina en Sebastopol.

"Estamos elaborando un plan para evacuar a los soldados y a sus familias de Crimea, para que se trasladen rápida y eficazmente a Ucrania continental", declaró el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Andrii Parubii.

Horas antes, las fuerzas prorrusas habían ocupado una base naval ucraniana en Novoozerne, en el oeste de la península, tras haber tomado, también el miércoles, el cuartel general de la Marina en el puerto de Sebastopol, al día siguiente de la muerte de un militar ucraniano y de un miliciano prorruso en un intento de asalto contra una unidad militar ucraniana en Simferopol, la capital regional.

El ministro ucraniano interino de Defensa, Igor Teniuj, y el vice primer ministro, Vitali Yarema, anunciaron su intención de viajar a Crimea para "poner fin a la escalada", pero las autoridades separatistas dijeron que no los dejarían entrar.

El martes, tras la muerte de un militar ucraniano, Kiev autorizó oficialmente a sus soldados en Crimea a usar sus armas en defensa propia y el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, afirmó que el conflicto había "pasado de una fase política a una fase militar".

La península, de unos dos millones de habitantes, en su mayoría de origen o habla rusos, había sido cedida por Rusia a Ucrania en 1954, cuando ambas repúblicas formaban parte de la URSS. Siguió bajo soberanía de Kiev tras la independencia de Ucrania en 1991, pero la flota rusa del Mar Negro conservó su base en Sebastopol.

En momentos en que el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, viajaba a Rusia este miércoles para tratar de buscar una solución pacífica a la crisis por Crimea, Estados Unidos llamó a Rusia a abrir un diálogo con Ucrania sobre las bases militares en Crimea y responsabilizó a Moscú por cualquier incidente provocado por sus tropas o aliados.