Fumado causó enfermedad que llevó a la muerte al actor Leonard Nimoy, confirma su familia

Despedida​“Fue un hombre, esposo, abuelo, hermano, actor, autor de éxito y amigo extraordinario” dijo su nieta

El actor estadounidense Leonard Nimoy, mundialmente famoso por interpretar al legendario señor Spock en la franquicia de cine y televisión "Star Trek" y poner de moda el saludo vulcano, falleció este viernes a los 83 años en su casa de Los Ángeles víctima de una enfermedad causada por el fumado.

Su familia confirmó que el artista sucumbió a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que sufría por haber fumado tantos años. "Fue un hombre, esposo, abuelo, hermano, actor, autor de éxito y amigo extraordinario Gracias por sus sentidas condolencias", escribió su nieta Dani en un comunicado.

Su viuda, Susan Bay Nimoy, anunció la muerte de su esposo horas antes al diario The New York Times. El intérprete, nacido el 26 de marzo de 1931 en Boston (noreste), tenía dos hijos, fruto de su primer matrimonio.

El señor Spock se convirtió en un personaje de culto para los apasionados de la ciencia ficción, fascinados por este extraterrestre vulcano frío y de orejas puntiagudas, creado por el director y productor de "Star Trek" Gene Roddenberry.

Su saludo vulcano -palma abierta, dedos juntos pero separando el anular y el cordial haciendo una V- y su mítica frase "¡Larga y próspera vida!" formarán por siempre parte del universo de la ciencia ficción.

Spock fue el contrapunto perfecto al impulsivo capitán James T. Kirk, interpretado por William Shatner, y al tranquilo doctor Leonard "Bones" McCoy, caracterizado por DeForest Kelley. Esta "trinidad" logró hacer de "Star Trek" una serie de éxito desde su estreno en 1966 gracias a su complicidad y química.

El personaje de Nimoy apareció en la mayoría de películas de la franquicia, que en las décadas de 1970 y 1980 se convirtió en todo un fenómeno cultural.

Pero encasillado por representar a este alienígena, el artista escribió en 1975 "I am Not Spock" (No soy Spock), una autobiografía con la que intentó poner distancia entre su personaje y él para abrirse nuevos horizontes en Hollywood.