Fundador de Facebook busca adeptos en China hablando mandarín

Bilingüe​Un sofisticado sistema de censura bloquea en China cualquier acceso a los sitios considerados “sensibles”

El cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, sigue intentando ganarse adeptos en China, hablando en público en mandarín y afirmando querer "estudiar la cultura" del país que bloquea el acceso a la red social nacida en California.

Zuckerberg afirmó que estaba aprendiendo chino y habló en mandarín durante un encuentro que mantuvo el miércoles con estudiantes en un anfiteatro de la universidad Tsinghua de Pekín.

"Hola a todos", dijo al empezar a hablar, sorprendiendo al público, que lo aplaudió.

"Quiero estudiar la cultura china", prosiguió. "Estudiar el idioma me ayuda a estudiar la cultura. Por lo tanto, estoy tratando de aprender el idioma. Además, es un reto que me gusta", dijo Zuckerberg, quien no siempre logró pronunciar con total corrección lo que decía en mandarín.

Un sofisticado sistema de censura bloquea en China cualquier acceso a los sitios considerados "sensibles" y a las redes sociales Facebook y Twitter o la plataforma de videos YouTube.

Se trata de un sistema muy perfeccionado, apodado el "Great Firewall", un juego de palabras en inglés que mezcla los términos "Gran muralla" (Great Wall) y parafuegos ("firewall").

Este sistema está destinado a filtrar toda información considerada "sensible" o "políticamente perjudicial" por las autoridades chinas.

Ante esto, Google se retiró parcialmente de China popular en 2010 y llevó sus servidores a Hong Kong.

No obstante, a principios de septiembre, un ciudadano chino demandó ante la justicia a un operador de telecomunicaciones debido al bloqueo del motor de búsqueda estadounidense Google.

Pekín está cada vez más preocupado por la capacidad de internet para influir en la opinión pública y el gobierno está cada vez más incómodo con el incremento de los microblogs.

Así, China también ha prohibido a los usuarios de plataformas de mensajería móvil, como WeChat, brindar públicamente "informaciones políticas" sin autorización.