No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Futuros diputados de PLN y PUSC deben renunciar en caso de corrupción, PAC y FA a perder inmunidad

Compromisos éticos establecen distintas formas de actuar según partidos

Los futuros diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) están comprometidos a renunciar a su curul si un tribunal de Justicia les señala por corrupción, mientras que los del Partido Acción Ciudadana (PAC) y el Frente Amplio (FA) se verán obligados a levantar su inmunidad.

AmeliaRueda.com hizo un análisis de los compromisos éticos que firmaron los candidatos legislativos de esas cuatro agrupaciones políticas ante sus respectivas asambleas nacionales, al ser las de mayor representación en la conformación actual de la Asamblea Legislativa.

Paralelamente, el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) publicó el informe de su más reciente encuesta, aplicada en el periodo comprendido entre el 3 y el 12 de octubre, y en el que el tema de la corrupción se posiciona como la segunda problemática más profunda a criterio de los 1.029 entrevistados, apenas separado por dos puntos porcentuales del desempleo, que encabeza la lista de preocupaciones de la ciudadanía.

Previo a las elecciones de febrero próximo, solo el PAC obligaba a sus aspirantes a firmar compromisos éticos. Tras las últimas asambleas los aspirantes del PLN y el PUSC se comprometieron a la renuncia inmediata en caso de incurrir en un comportamiento ilegal que sea elevado a juicio.

El compromiso socialcristiano establece que la persona debe abandonar la candidatura o el cargo en caso de "que se demuestre un comportamiento ilegal que implique una elevación en firme a un juicio penal relacionado con actos de corrupción".

En el documento de los liberacionistas, se requiere también la declaración del tribunal, y, en caso de que así lo solicite una autoridad judicial, el congresista deberá desistir del fuero legislativo.

"Renunciaré de inmediato a mi condición de diputado (a) ante la Asamblea Legislativa en caso de ser declarado como responsable de un acto de corrupción", establece la carta verdiblanca.

Esos compromisos aplican tanto para la campaña como para los próximos cuatro periodos legislativos.

A diferencia de las dos organizaciones tradicionales, el oficialismo y el FA sólo pueden reclamar en el mismo escenario el retiro de la inmunidad parlamentaria.

"Deben renunciar a su inmunidad cuando sean requeridos legalmente debido a procesos que no estén relacionadas directamente con el ejercicio de sus funciones legislativas de control político", indica por su parte el Código de Ética las y los Diputados del partido de gobierno.

No obstante, el PAC y el PUSC pueden solicitar a sus futuros diputados la renuncia al cargo si así lo acuerdan sus asambleas nacionales o sus Tribunales de Ética y Disciplina.

Los frenteamplistas, en cambio, pueden demandar el abandono de la curul si se comprueba que el legislador incurrió en cualquier tipo de violencia contra una mujer que haya sido comprobado por los órganos internos de la agrupación, o bien, quien abandone lo principios del partido.

El documento Normas y Compromisos Ético-­Políticos de los congresistas del FA incluye la agresión doméstica, de género y el acoso sexual como motivos para dejar el cargo.

Maquillaje

A criterio del analista político, Francisco Barahona, los compromisos éticos pueden ser una estrategia para intentar captar la mayor cantidad de votos posible, los cuales, si son tomados en serio, funcionarían como un instrumento útil para obligar a separar de una curul en Cuesta de Moras a personas que hayan actuado de forma ilegal.

"Uno puede tomar esto como un mejor maquillaje político electoral de esos partidos políticos, si uno toma una distancia un poco irónica. Los partidos lo que están haciendo es poniéndose más o menos actualizados en un tema que no sería extraño que en próximas encuestas llegue a ocupar el primer lugar en las inquietudes ciudadanas", manifestó el experto.

"Cuando una mujer se maquilla es para verse más guapa, algo parecido sucede con un partido político. Estos son instrumentos que pretenden desde la perspectiva de los partidos específicos presentarse con una cara de mayor atracción, satisfaciendo a la ciudadanía en las preocupaciones de tipo ético, más ahora por los escándalos de corrupción", agregó.

El panorama que han propiciado escándalos recientes como el del cemento chino que, según Barahona, hace recordar el escenario de cuatro años atrás, cuando el gobierno de Laura Chinchilla (2010-2014) se veía ampliamente cuestionado por la trocha fronteriza (ruta 1856) con Nicaragua, y donde Acción Ciudadana se presentaba como una opción fresca y novedosa, en medio de la molestia que permanece en la población contra los partidos más tradicionales.

Sin embargo, el analista aseguró que el caso del cemento no ha afectado la simpatía de la figura del presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

"Digo que es similar porque las preocupaciones éticas no se han resuelto, al contrario, parece que están cada vez más en primera línea. El problema es que el gobierno es parte de esa realidady tendríamos que esperar a las elecciones para ver hasta donde ese tema le hace daño a don Carlos (Alvarado), el candidato del PAC", indicó el experto.