Gana Brasil, Croacia promete

Goles: Marcelo (AG) (11”), Neymar (28”), Neymar (72”), Oscar (91”)

Va a empezar el partido inaugural de la Copa del Mundo Brasil 2014. David Luiz y Marcelo chocan manos, repetida y rítmicamente en un saludo barrial. No sospechaba el 6 brasilero el hecho histórico que iba a protagonizar minutos después.

Ya a los 10 minutos de iniciado el partido recordamos por qué muchos medimos el paso del tiempo en ciclos de la Copa del Mundo. Un ritmo intenso y fluido por partes iguales, que se fue extendiendo por toda la primera mitad.

Brasil exhibiendo lo que se esperaba, balones que buscaban a Neymar, mucho juego por los costados, sobre todo en los pies de Oscar.

Y Croacia, además de bien plantada atrás, dejando bien claro desde el minuto 3 (primera avanzada peligrosa de Olic por la izquierda) por qué se habla tan bien de su media cancha.


Con un estadio a su favor, la verdeamarela se enteró pronto que iba a tener que luchar por esos primeros tres puntos. Los croatas detectaron la cautela de los locales y más temprano que tarde estaba Olic ensayando desde la izquierda los balones envenenados al centro del área brasileña.


Pero por algo son pentacampeones, los brasileros no se arrugaron. La ventaja croata sólo mejoró el nivel del encuentro. Neymar y Oscar se inyectaron. Pletikosa, el portero croata, empezó a emplearse a fondo. Brasil se decidió a dominar, Croacia lo esperaba atrás con una defensa compacta.

Y sucedió, al 28”, recibiendo por el centro, Neymar, autoafirmado como es, la acomodó a la zurda y disparó desde fuera del área, cruzado, al rincón exacto donde no llegaba Pletikosa. Estallaba Brasil.


El segundo tiempo fue más local que de Croacia, aunque tampoco con llegadas claras para los brasileños. Vino entonces el teatro de Fred en el área, el árbitro Nishimura que le compró el drama y Fred levantando los brazos hacia su Dios. Dichosamente lo grabaron decenas de cámaras en el Arena.

Neymar anotó y ya el partido se puso cuesta arriba para los croatas, que, sin embargo, estuvieron cerca de anotar.

Ya en descuento, Oscar se llevó un balón hacia el lado de los croatas, que se habían volcado hacia el empate. Enfrentó a Pletikosa y la clavó, de puntazo, en la red.

Ganó Brasil. Croacia promete mucho.