No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Ganar a tiempo

​En el mismo partido, Cartago ganó tres puntos, entró a semifinales, elevó la confianza, descalificó a la UCR y le dio una lección indirecta a Jafet Soto

Deportivo Saprissa 1 - Club Sport Cartaginés 2


Goles: Johan Condega (9”), Walter Lezcano (47”), Ariel Rodríguez (87”)

Con el DT Claudio Ciccia a la cabeza, el Club Sport Cartaginés pulverizó la incertidumbre y salió del Ricardo Saprissa Aymá con tres puntos, un boleto a las semifinales, una inyección de autoestima, la descalificación de la UCR y, de rebote, una lección de cómo jugar en Tibás para Jafet Soto.

En un partido intenso, de esos que agradecemos los incondicionales del deporte rey, los brumosos supieron levantar cabeza en el partido preciso, cuando importaba. Ciccia encontró no sólo la combinación de jugadores sino la actitud, el carácter que parecía haber perdido un club que sigue dejando muy claro que no se va a rendir sin alcanzar el título de campeón

Arrancó el partido y también el fútbol. No hubo minutos de tanteo, ni de especulación. Saprissa, como es habitual cuando juega en casa, salió a presionar salidas y cualquier intento de asociación en la media cancha de los cartagos. Keylor Soto y Bustos Golobio apretaban en la aduana de la media cancha.

Por su parte, Cartago buscaba agujeros para filtrarle balones a Condega o Lezcano. O si alguien tenía dudas, un partido como el de esta noche de miércoles deja muy claro esto: si Condega está inspirado, Cartaginés es otro equipo. Súmenle un equipo compacto, amarrado y obediente a un guion táctico impecable.


Saprissa atacaba cuando Cartago devolvía la cortesía, derribaban a Condega fuera del área, por la derecha, falta de Keylor Soto. Los morados esperaban un cobro indirecto que no había indicado el central Solís.

Hernández pasó sobre el balón que luego conectó con mira telescópica Condega, el lugar imposible de Carvajal, el espacio milimétrico cerca del palo derecho. Era el minuto 9 y Cartago le subía la presión a Jeaustin Campos.

Saprissa no se arrugó. Saucedo estuvo a punto de anotar en la jugada siguiente. Luego vino la lluvia, una cortina de agua sobre Tibás que solo sumó un efecto dramático al duelo que libraban, en un ida y vuelta, los equipos que se rifaban el tercer y cuarto lugar de la zona de clasificación.

Carvajal, en la puerta morada, frustró un mano a mano con Condega, una jugada que nació del error de Golobio en media cancha. Por otro lado, Deyver Vega fue creciendo en el partido. Buen porcentaje de las amenazas moradas pasaron por sus pies. Gómez, en el arco brumoso, iba ganando protagonismo.

Vino el segundo tiempo, algunas variantes. Habían pasado tres minutos desde el arranque de la segunda mitad cuando Néstor Monge robó un balón en el círculo central, puso el turbo, llegó los límites del área grande y sirvió medio gol a Lezcano. Con la ayuda de Carvajal, Lezcano sumó otro gol a su cuenta personal y el Cartaginés sellaba quizás el triunfo más importante del Torneo de Invierno.


Esta noche sólo iba a funcionar una de las fichas de cambio de Jeaustin Campos. Ni Angulo, ni Escoe. Ariel Rodríguez sí, anotando al 87”, como parte de un asedio morado que rozaba la desesperación.

2-1 iba a terminar. En Heredia, los florenses derrotaba a Limón FC y dejaban abierta la lucha por el tercer y cuarto puesto para seminfinales entre estos dos equipos.

Fotografía: Robert Vindas, Club Sport Cartaginés.