Gastos por mantenimiento de camiones recolectores de basura aumentó un 100% en 4 años, denuncia Contraloría

servicio50 por ciento de los vehículos están en mal estado y muchos de ellos poseen una antigüedad mayor a 10 años

El costo por dar mantenimiento a la flota de camiones recolectores de basura en todo el país aumentó en prácticamente un 100 por ciento entre 2010 y 2014, denunció este miércoles la Contraloría General de la República (CGR).

Así lo constató en el informe DFOE-DL-IF-00001-2016 que revela que mientras en 2010 se destinaron ¢537.312.703, para 2014 la cifra se elevó a ¢1.075.971.182.

Esto, en gran medida, obedece a que se trata de una flota vieja.

Cerca de un 50 por ciento de los vehículos están en mal estado y muchos de ellos poseen una antigüedad mayor a 10 años. Además, debido al mal diseño de las rutas que impide dar un servicio eficiente, los camiones sufren desperfectos con mayor recurrencia, indica ente contralor.

gerente área desarrollo local cgr, german mora

Para el gerente del Área de Desarrollo Local de la CGR, German Mora, esta situación repercute directamente en la prestación de los servicios que reciben las comunidades.

A raíz de ello, la CGR hizo un llamado a desarrollar planes que permitan mejorar las rutas y manejar de forma más eficiente el servicio.

Como ejemplo reveló el trabajo desarrollado en las municipalidades de Montes de Oca y Oreamuno con la ayuda de estudiantes universitarios, quienes analizaron las rutas de recolección utilizadas y elaboraron propuestas de mejoramiento.

Así, en el caso de la Municipalidad de Montes de Oca, las nuevas rutas de recolección definidas en el 2013 llevaron a reducir el consumo de combustible en aproximadamente 788 litros (12 por ciento menos), y además, el tiempo que toma recolectar la basura en cada una de las rutas presentó una disminución de una hora (17 por ciento menos).

La Municipalidad de Oreamuno, en siete meses del 2015, logró disminuir en 465 horas el tiempo total de los recorridos. La Contraloría no indicó cuánto representó eso en ahorro de combustible.

El rediseño de rutas implicó tomar acciones como hacer “puños” de bolsas para facilitar la recolección; regulación puntual sobre horarios, medios de almacenamiento (bolsas, canastas...), entre otros aspectos.

Adicionalmente, la Contraloría exhortó a evitar recorridos extensos, que en algunos casos son de más de 100 kilómetros.