Generación eléctrica se ha convertido en un negocio que victimiza a comunidades, advierte experto

llamadoAl menos 28 empresas privadas han recibido más de ¢5,9 millones diarios por generación


La generación eléctrica en el país se ha convertido en un negocio más que en un servicio, dejando afectadas a las comunidades en donde se implementan proyectos hidroeléctricos, opinó este martes el experto en conservación de ríos, Osvaldo Durán.

En ese sentido, dijo que existen al menos 28 empresas privadas de generación eléctrica que desde 2009 a 2013 recibieron entre ¢5,9 y ¢6,2 millones diarios en promedio por la venta de electricidad.

experto en conservación de rios, osvaldo durán

El problema, a su juicio, es que gran parte de esa generación es para la venta de excedentes en el extranjero, esto por cuanto el país posee la suficiente capacidad instalada para atender la demanda.

Los datos indican que a julio del año pasado el país era capaz de generar 2.880 Megavatios (MV), pero la demanda era de 1.636 MV.

Según Durán, existe una afectación directa en las comunidades donde se construyen represas, razón por la cual el país debe pensar si es adecuado entubar ríos como negocio o protegerlos

"El problema de fondo es que como ticos no nos hemos detenido a definir las necesidades reales y a planificar un nuevo modelo eléctrico", aseveró Durán.

experto en conservación de ríos osvaldo durán

Ante esta situación, Durán plantea como objetivo la protección de más ríos y el análisis del modelo eléctrico del país para promover con mayor fuerza energías renovables alternativas como la eólica y la solar.

"Debemos planteamos si represar todos los ríos es necesario, nos hemos dado cuenta que no porque tenemos el mercado abastecido", aseveró.