Gerencia de Fuerza y Luz tenía cinco vehículos discrecionales más de los autorizados por ley

investigación​Asesoría de la Gerencia de la CNFL encontró siete vehículos sin rotular, de los cuales solo dos estaban registrados como de uso discrecional

La Gerencia General de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) mantuvo durante la gestión del exgerente general, Pablo Cob, cinco carros más para uso discrecional de los que permite la ley.

De acuerdo con el asesor de la Gerencia General de la CNFL, Jorge Pacheco, dos vehículos estaban inscritos como carros de uso discrecional y estaban asignados a Cob y al auditor. La ley permite que estos exfuncionarios tuvieran acceso a vehículos discrecionales.

asesor de la gerencia general de la cnfl, jorge pacheco

Sin embargo, Pacheco explicó que a inicio de la gestión del nuevo gerente general, Víctor Solís, se identificaron cinco carros más que no contaban con rotulación ni con placa especial de vehículo público como lo exige la ley. Cuatro de esos carros estaban asignados al chofer personal de confianza de Pablo Cob y uno a otro chofer de la Gerencia.

La Ley de Tránsito establece en el Título VII, Capítulo I que "Todos los vehículos del Estado, sus instituciones centralizadas y descentralizadas, y gobiernos locales deben llevar una placa especial que los identifique con el ministerio o la institución a la que pertenecen".

"Asimismo, deberán rotularse con los respectivos distintivos institucionales, de conformidad con lo que se establezca reglamentariamente, a excepción de los vehículos de uso discrecional, semidiscrecional y los vehículos policiales", agrega ese extracto de la normativa.

Por esta razón, los cinco vehículos que estaban sin rotular y sin placa especial, se cuentan como carros de uso discrecional, a pesar de que la CNFL solo puede tener dos vehículos bajo esta modalidad, uno para la Gerencia General y uno para la Auditoría.

Pacheco explicó que los carros fueron asignados durante la gestión del exgerente Cob. En la actualidad la Gerencia General realiza investigaciones para determinar en qué se utilizaron estos carros.

"De los siete vehículos, ya fueron rotulados seis, incluido el del nuevo Gerente General, solo se mantiene el del Auditor sin rotulación", precisó Pacheco.

ASESOR de la GERENCIA GENERAL de la CNFL, JORGE PACHECO

Según el asesor del Gerente General de la CNFL, Jorge Pacheco, a su llegada al puesto en julio anterior, se encontraron con que la Gerencia General tenía asignados 14 carros, cinco sin rotular y nueve rotulados.

En la actualidad, de esos 14 vehículos, solo tres carros quedaron asignados a la Gerencia General y los demás fueron destinados a otras direcciones de la CNFL para que sirvan en labores productivas y de campo, comentó Pacheco.

Foto superior con fines ilustrativos.