No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Sustituto interino de Mario Barrenechea figura entre detenidos de alta gerencia del BCR

​Seis de los nueve miembros del Comité Ejecutivo del BCR están detenidos

El gerente interino del Banco de Costa Rica (BCR), Leonardo Acuña Alvarado, figura en la lista de miembros de la alta gerencia de ese ente financiero que fueron detenidos este viernes, con motivo de las investigaciones conjuntas que hacen el Ministerio Público y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), relacionadas con el otorgamiento, presuntamente irregular, de créditos a Juan Carlos Bolaños Rojas, para la importación de cemento procedente de China.

Acuña, quien ostenta el cargo de Subgerente de Finanzas, actualmente sustituye al gerente general de la institución, Mario Barrenechea Coto, quien en dos ocasiones fue suspendido con goce de salario mientras se le indagaba a nivel administrativo por el mismo motivo. Su nombramiento interino se produjo la última semana de julio.

Barrenechea y Bolaños también fueron detenidos la mañana de este viernes, junto al subgerente de Banca Minorista, Marvin Francisco Corrales Barboza; el subgerente de Banca Mayorista, Andrés Víquez Lizano; el gerente corporativo de Riesgo y Control Interno, Gilbert Barrantes Campos; y otro funcionario de apellido Ramírez.

A los funcionarios del banco se les detuvo por supuesto delito de peculado (malversación de fondos), mientras que al empresario se le investiga por esa misma falta, así como tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito, según detalló la fiscal general interina, Emilia Navas Aparicio.

De esta manera, seis de los nueve integrantes del Comité Ejecutivo del BCR acabaron entre los primeros detenidos del caso del cemento chino.

La alta gerencia del ente es cuestionada por la aprobación de dos créditos por $30 millones que otorgaron a Sinocem Costa Rica, la cual es representada por Bolaños dedicados a la importación del cemento chino al país, pese a desconocer el teje y maneje de ese negocio.

El diario La Nación dio a conocer el 19 de setiembre que Víquez y Ramírez solicitaron un reunión con el entonces ministro de Economía, Industria y Comercio, Welmer Ramos, para conocer temas del mercado, la reglamentación técnica que gira en torno al producto y los detalles que afectan su comercialización.

No obstante, el encuentro con el jerarca se dio 20 días después de haberse aprobado el financiamiento a la empresa de Bolaños.

La Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) señaló en el oficio SGF-2431-2017 no haber encontrado una investigación que permitiera valorar los criterios técnicos para sustentar la razonabilidad de los datos, los supuestos y las proyecciones que presentó la deudora para el negocio de la importación de cemento desde China y su comercialización en el país.

Un informe elaborado en setiembre por esa misma autoridad motivó al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, a pedir la renuncia en pleno de la entonces Junta Directiva del BCR, la cual posteriormente tuvo que suspender ante la negativa de cinco de sus siete miembros

Para el 18 de octubre, el Gobierno terminó de juramentar a los siete nuevos directivos que encabezan el banco. Estos son el máster en banca y finanzas Abel Salas, la abogada Adriana Céspedes; el máster en economía Luis Diego Vargas; el economista William Calvo; el exgerente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Carlos Alberto Hernández; la bachiller en finanzas Shirley González y la exdirectora de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), Maryleana Méndez.

La nueva Junta Directiva en su segunda sesión decidió extender por tres meses más, de nuevo con goce de salario, la suspensión a Barrenechea.

Pese al cambio en la dirigencia, la entidad mantuvo las indagatorias administrativas que giran entorno a los créditos.

Este viernes, agentes del Organismo de Investigación Judicial allanaron el edificio central del Banco de Costa Rica, situado entre la Avenida Central y la Segunda. Los oficiales buscaban recabar información de los créditos en el sexto piso de la infraestructura, donde se sitúan las oficinas de la Gerencia General, las subgerencias, la Junta Directiva y sus asistentes.

La policía judicial también intervino la sede de Curridabat.

Los servicios ofrecidos por el BCR a sus usuarios no se vieron afectados durante los allanamientos.