Gobierno emite directriz que prohíbe usar recursos públicos para organizar fiestas

orden​Presidente Luis Guillermo Solís pide que entidades denuncien convenciones colectivas que ordenan pagar por este tipo de actividades.

A través de la directriz 034-P emitida este miércoles, el mandatario costarricense Luis Guillermo Solís ordenó a las instituciones públicas no usar recursos del Estado para organizar fiestas para sus empleados.

Adicionalmente Solís instruyó a las entidades de la administración descentralizada para que apliquen una limitación similar.

La normativa advierte que en el caso de las entidades en donde exista una convención colectiva que imponga a la administración el deber de pagar este tipo de actividades, los jerarcas deberán denunciar esa cláusula para promover su anulación.

En esta condición se encuentra precisamente la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) que pretendía mediante licitación directa contratar los servicios de una empresa por ¢6,8 millones para el festejo de fin de año.

La licitación fue frenada por la presidenta ejecutiva Sara Salazar aún y cuando la convención establece una obligación a la entidad de costear el festejo de fin de año.

"Este es un Gobierno que está comprometido con los principios de austeridad en el uso de los recursos públicos”, expresó al respecto Solís.

El festejo que se pretendía hacer en Recope no es el único. Este miércoles trascendió que también el Instituto Nacional de Aprendizaje pretendía destinar ¢4,1 millones para contratar juegos mecánicos para un convivio con sus 2.100 empleados.

La directriz completa la puede consultar en el siguiente documento:

xxx