Gobierno fracasa en intento de conseguir apoyo para ampliar discusión de Reforma Laboral

rompimiento​Presidente decidirá este viernes si levanta o no el veto, según Ministro de la Presidencia

El Gobierno fracasó este jueves en el intento de conseguir apoyo para ampliar la discusión de la Reforma Procesal Laboral, ley que fue vetada en octubre del 2012 por la expresidenta de la República Laura Chinchilla, debido a que permite huelgas en servicios esenciales.

El diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) y hombre de confianza del presidente Luis Guillermo Solís, Víctor Morales Zapata, confirmó AmeliaRueda.com que dieron por cerradas las negociaciones y no pudieron conseguir los 38 votos que requerían para ampliar el plazo de discusión a la ley en el Congreso, el cual vence el 13 de diciembre.

El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, se presentó este jueves a la Asamblea Legislativa para seguir negociando, especialmente con los diputados socialcristianos Rosibel Ramos y Gerardo Vargas y los dos cristianos Abelino Esquivel y Gonzalo Ramirez. Sin embargo, adujo que no logró convencerlos y conseguir los votos para apoyar la ampliación de la discusión.

De acuerdo con Jiménez, este viernes el presiente Solís tomará la decisión de si levanta o no el veto.


Si Solís levanta el veto cumpliría con el acuerdo que hizo con el Frente Amplio a cambio de los votos para conseguir la Presidencia del Congreso en mayo anterior.

También complacería al sector sindicalista, el cual le ha pedido levantar el veto o en caso contrario protestarán en las calles.

Pero se enfrentaría a la oposición del sector empresarial, peligraría su alianza con el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y aumentaría la oposición que hay con el Partido Liberación Nacional, el cual ha anunciado que acudirá a la Sala Constitucional si Solís levanta el veto.