Gobierno de Nicaragua quiere controlar Internet "como en China y Cuba", denuncia oposición

ControlAdministración de Daniel Ortega no se pronunció sobre la iniciativa

El gobierno de Nicaragua pretende controlar el tráfico de datos de Internet, "como ocurre en países como Cuba y China", mediante una iniciativa que será presentada al parlamento, denunció una empresa privada y la oposición de la disidencia sandinista.

"El gobierno está cocinando un proyecto de ley de promoción y desarrollo de la Red Nacional de Servicios de Telecomunicaciones de Banda Ancha para controlar el acceso a Internet", advirtió el opositor Movimiento de Renovación Sandinista en un comunicado.

Cuba y China son dos países que mantienen fuertes restricciones a Internet, con acceso limitado a cierto tipo de contenidos.

Cuba es el décimo país con mayor censura según un reciente informe del Comité para la Protección de los Periodistas, en donde el servicio está disponible solo para una pequeña proporción de la población, pese a los recientes anuncios de mayor apertura tras el acercamiento con Estados Unidos.

China por su parte combina las restricciones con amenazas de penas de cárcel.

En Nicaragua, el proyecto es promovido por el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telcor), un órgano regulador regido por el gobierno, que recientemente presentó el borrador del texto a la Asociación de Internet de Nicaragua.

El gobierno del presidente Daniel Ortega inicialmente no se pronunció sobre la iniciativa, la cual propone declarar "el servicio de Banda Ancha como servicio público básico".

"Nos preocupa que bajo el argumento de que el servicio de banda ancha es público se pueda establecer un mecanismo de control de precios", declaró a la prensa el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Aguerri.

El proyecto plantea crear un punto de intercambio de tráfico de internet controlado por una Empresa Estatal de la Red de Banda Ancha.

Obligaría además a las empresas de internet que operan en el país "a conectarse y permitir conexión de y a sus redes a otros operadores debidamente autorizados por Telcor".

"No queremos al gobierno espiando nuestro mensajes e información (...), censurando páginas de Internet, cerrando perfiles de Facebook y páginas Web", alertó el MRS, integrado por disidentes del gobernante Frente Sandinista.

"Eso es algo que jamás vamos a apoyar", secundó el presidente del Cosep, en representación de 22 cámaras y organizaciones asociadas del sector privado.

Para el especialista en derechos humanos Uriel Pineda, "la existencia de un órgano del Estado que pueda interceptar nuestras comunicaciones sin control alguno, vulnera nuestra privacidad" y la libertad de opinión y expresión, destacó en un artículo publicado en el diario La Prensa.

Video: MartiNoticias