Gobierno no cierra puertas a sindicato de Japdeva pero hay que hacer valer estado de derecho, señala Solís

diálogo​Mandatario asegura que no quiere entrar en una discusión de golpes con trabajadores portuarios de Limón

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís asegura que las puertas no están cerradas para los sindicatos de Limón ni para ningún otro sector; sin embargo advirtió que debe prevalecer el estado de derecho, esto a raíz de las acciones policiales que realizó el gobierno para tomar el control de los muelles de Moín y Limón la noche de este miércoles.

Representantes del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) amenazaron con mantener con la huelga contra la concesión de la empresa APM Terminals, y señalaron que responderán a la fuerza con violencia.

Al respecto Solís dijo que no quiere entrar en una discusión sobre golpes, sino en una discusión sobre responsabilidades.

El mandatario añadió que la responsabilidad del Gobierno es garantizar que el país esté en paz y que funcionen con normalidad los muelles.

Según Solís, el ministro de Comercio Exterior, Alexander Mora, se encuentra trabajando en un informe de afectación que dejó el cierre de ese miércoles a causa de la huelga.

Sobre la reunión que sostienen este lunes diputados del Frente Amplio, el Ministro de Trabajo y representantes de Sintrajap en Casa Presidencial, Solís manifestó que no se trata de una negociación, sino de un diálogo, ya que la concesión a APM Terminals sigue, a menos que por un asunto de legalidad se impida.

Las declaraciones las dio posterior a un foro de agricultura y familia que se llevó a cabo en el Instituto para Cooperación en Agricultura (IICA) en Coronado.

Solís expresó que habrá días en que los sectores sociales del país lo aplaudan y otros días en que no lo harán; sin embargom asegura que el Gobierno será constante con las acciones que tome.